Personal

Emprender, una carrera de fondo ¿y si no ves el fondo?

Hace ya poco más de un año que abrimos por fin el espacio físico con el que tanto había soñado, tanta dedicación, planes, expectativas…

Lo primero, antes de nada dar las gracias a todas las familias que han pasado por nuestro espacio, las que han vuelto y las que no, las que nos acompañan incondicionalmente y las que vienen en momentos puntuales y también a nuestras amigas y familia, que está siempre al pie del cañón.

No se cuantas veces he empezado a escribir este post, escrito y borrado y vuelto a escribir, cambiando el título y cambiando el tema, aunque en el fondo todo es lo mismo.

Ser madre es muy bonito y a la vez de las cosas más duras que hay, sobretodo cuando decides que quieres romper con las reglas establecidas y que quieres una crianza distinta, basada en el respeto mutuo y en caminar juntos y no por encima. Esto implica una inteligencia emocional de la que muchos carecemos y es tan duro de admitir. Me considero afortunada, a pesar de los contras que pudiera tener en mi infancia, yo la recuerdo con cariño, con alegría, mis recuerdos del colegio igual, nunca he tenido mayores problemas, pero llega el día, tienes a tus hijos y…te ves repitiendo patrones y conductas que no quieres, te ves herida y dolida o no lo ves y sigues repitiendo todo eso que te hizo daño “porque las cosas siempre se han hecho así” y es “menos” duro que pararte y mirarte en el espejo que son tus hijos, porque todo aquello que luchas por no ver es lo que te ponen delante. Luego el segundo batacazo viene en la “esfera maternal”, buscas con ansia un espacio, comadres con las que compartir y ves cuantas heridas portamos todas, no sólo por nuestras familias, por la sociedad entera que tampoco nos deja maternar como queramos, ves como a pesar de repetir todas como loros el respeto que nos merecemos, cómo hay que tratar bien a los niños, enseñarles empatía, resolución de conflictos…somos las primeras en no predicar con el ejemplo, porque hay veces que estamos tan heridas, que es más fácil ver en las demás el enemigo a combatir que volver a mirarnos en el espejo y ver qué es eso que me está removiendo, aunque luego se sigan caminos distintos, pero sin dañar a nadie y ves…que todas nos sabemos muy bien la teoría pero que muy pocas lo aplican o lo aplicamos.

Y llega el momento…hay que trabajar y ese bebé te reclama y los pechos llenos de leche te gritan y cada célula de tu cuerpo llora y sabes que va a ser muy duro, que no quieres hacerlo, pero hay que ser productiva.

En este punto tuve la suerte de que una primera mujer me diera el empujón para dar el salto que yo no me atrevía a dar, siempre se lo agradeceré, aunque luego los caminos hayan sido distintos; ese fue el primer golpe, con la ilusión todavía viva y las energías por conseguir ese sueño decidí seguir sola el camino, seguir luchando por lo que llevaba tiempo soñando y hacerlo realidad. En ese camino encontré dos mujeres más que creyeron en mi sueño y me enseñaron otras posibilidades y me abrieron otras ventanas, de esas mujeres, sólo me acompaña una, otro golpe de realidad, emprender nunca fue fácil. Al final conseguimos otra mujer más que se unió a nuestra causa, una mujer que siempre ha creído en mi y que siempre está a mi lado pase lo que pase.

Después de buscar hasta debajo de las piedras el dinero necesario para poner en marcha el proyecto y ver lo difícil que lo tenemos si no tienes dinero, lo logramos y empezamos las obras.

Lección 1: si vas a emprender busca y rebusca para no tener que hacer obra, de verdad, se va tantísima energía, sobre todo, cuando parte de la mano de obra eres tú, si tienes dinero de sobra, sin problema, si no…te desgasta, ya no sólo por el esfuerzo físico, también el mental, luego cuando la gente no acude en masa a tu negocio…es como si todo el esfuerzo no hubiera servido.

Y pasan los meses y ves como las energías que tenías se quedaron por el camino, un camino duro y lleno de baches, lleno de golpes, que aunque pienses que no, al final te pasan factura y cuando paras, cuando bajas un poco el ritmo todo ese cansancio, todo ese dolor que había estado en pausa te inunda y lo malo no es que lo haga, lo malo es que te llene tanto que ni lo veas, lo malo es que te vayas apagando poco a poco, que la ilusión, las ganas, las ideas se te escapen de los dedos y no te des ni cuenta y cada día que no llegas a la gente, que no cumples objetivos es una piedra más, un tono más gris y te escondes detrás de una máscara porque ni tú quieres ver, hay que seguir luchando, hay que tirar, porque has conseguido llegar a pesar de todo, pero cada día llaman a tu puerta tus miedos, tu inseguridades, todas esas cosas que creías superadas, que ya “te habías trabajado” te asaltan y cada día vas un poco más despacio y es tan lento, que sigue sin verlo y un día paras, respiras y te das cuenta, de que no respiras, te das cuenta de que tu mente no para, ves las caras de preocupación a tu alrededor y te planteas, que hay algo que no va bien y buscas la salida, pero como ya estás abajo…sólo con un poco de impulso…puedes empezar a subir y es en ese momento en el que lo ves, te das cuenta de la oscuridad que te rodeaba, te das cuenta que no podías estar bien con tus hijos, ni con tu pareja, ni con tu negocio, porque no estabas bien y decides que te vas a cuidar, que vas a buscar el equilibrio para recuperar las fuerzas perdidas y aceptas la ayuda, es tan importante dejarse ayudar…

Lección 2: aceptar la ayuda de los demás delegar y el auto-cuidado son imprescindibles, no sólo cuando emprendes, en la crianza y en la vida en general, no somos todo poderosas y no deberíamos aspirar a serlo, como dice mi buena amiga Romina…no perseguimos la independencia sino la AUTONOMÍA

 

Escribo estas líneas mientras los niños juegan en el parque con su padre y yo escucho música y me dejo llevar.

No se lo que nos deparará el futuro, no se si seguiremos con el espacio físico que tenemos ahora o el proyecto cambiará, lo que sí se, es que no me quiero volver a perder y que si siento que me pierdo y dejo de ver la luz todos los días se que puedo recurrir a todas esas personas que me quieren, se que puedo pedir aquello que necesite. Ahora sólo queda seguir creciendo como persona, como mujer, como madre, porque el aprendizaje es eterno y esa es la gracia, el día que dejemos de aprender, el día que dejemos de sentir ese vértigo del desequilibrio…ya no tendremos nada que hacer.

P.D. En mi caso, lo que más me ha llamado la atención es que llevaba un año sin cantar ni bailar en casa, es un recurso que usaba mucho para relajarme y hacer el tonto con mi hija y también como distracción de la tv, había dejado de hacerlo y ni me había dado cuenta…ahora, la pongo toooodos los días, para cada momento una melodía.

 

Gracias a todas, de corazón, vosotras sabéis quienes sois, que nuestro brillo nos haga crecer, que la oxitocina nos envuelva y la sororidad se extienda.

bde26-petalos

parto, Personal, salud

Nacimiento de una pequeña Hada-Duende

Aquí os comparto el relato del nacimiento de mi pequeña, mi nacimiento como madre, han pasado muchas cosas, pero el recuerdo de esos momentos sigue intacto, las emociones, las sensaciones…
Algo que me ayudó mucho en el embarazo era leer relatos de parto, me encantaba leer esas historias y compartir un poco de esa emoción, era y es algo mágico.


Pasados unos días, creo que ya puedo escribir como fue mi experiencia de parto.

Empecé con contracciones irregulares el lunes a las 4.30 de la madrugada y estuve así hasta el martes a las 6.00 más o menos que empezaron a ser regulares cada 5 min, y después de esperar 1hora, llamé a mi chico para que me hiciera compañía, y la verdad es que las contracciones se notaban menos así; al cabo de un rato, decidimos llamar a Juanjo para que viniera, ya que las contracciones seguían siendo regulares, mientras tanto, me pasaba las contracciones entre la cama, a cuatro patas y el cuarto de baño, que eran los sitios donde más a gusto estaba.
Al llegar Juanjo, me prepararon la piscina, para tenerla disponible cuando quisiera. Las contracciones cada vez se iban haciendo más intensas, pero sentir que, tanto mi chico como Juanjo, estaban ahí apoyándome y dándome lo que necesitaba en cada momento, ayudaba a estar más relajada.
En esos momentos el tiempo ya no tenía sentido para mí… Era una sensación extraña. Como si hubiera 2 yos; una que soportaba las contracciones y otra que estaba feliz esperando la siguiente, pero que no tenían control la una sobre la otra.
No se en que momento llegó María la compañera de Juanjo, y entonces me pidieron permiso para explorarme y ver si se quedaban o se iban. Para mi alegría, estaba ya de 5cm, así que allí nos quedamos todos.
Desayunamos tranquilamente, y después Manu y yo nos fuimos los 2 solos al dormitorio, donde me sentía más cómoda. Allí estuvimos mientras que todo iba haciéndose cada vez más intenso.
Me fui un rato a la piscina, y fue un momento muy relajante. Las contracciones en el agua se pasaban mejor, por lo menos un rato.
Ganas de empujar
Luego me fui otra vez a la cama, hasta que empecé a sentir presión como si tuviera ganas de hacer caca.
En ese momento empecé ha gritar de forma suave, ya que esto me aliviaba. Era algo que no controlaba, simplemente salía con cada contracción. Vinieron las matronas y me dijeron que, si sentía ganas de empujar, lo fuera haciendo.
Estuve andando un poco, cambiando de postura, no se el tiempo que pasó, ni tengo muy claro el orden. Son muchas sensaciones a la vez.
Volví a entrar en la piscina, porque empecé notar mucho calor, y allí estuve lo que me pareció que fue bastante rato. Me iban echando agua calentita, mientras mi chico no se separaba de mí ni un momento, le necesitaba conmigo; era un sentimiento muy fuerte, el no querer que se fuera de mi lado ni un segundo.

Cuando ya estaba en el expulsivo, me animaron a cambiar de postura y sentarme un rato en la silla de partos. Fue un gran alivio. A esas alturas estaba ya bastante cansada, aunque notaba que todavía tenía fuerzas en el momento de la contracción. Cuando pasaba me quedaba ¿…? no se como explicarlo … Me llevaron un melocotón en trozos para comer, que me supo a gloria; me volvieron a explorar y tenía la bolsa intacta, y para animarme, cuando la bolsa estaba ya casi asomando Juanjo me invitó a tocarla …

… he de decir, que en estos momentos todo lo que había leído sobre los partos sin dolor y todas esas maravillosas sensaciones me parecían un cuento chino, jeje. Me puse muy negativa. Creo que eso influyó mucho en mi percepción del dolor. Ahora, con los días lo veo de otra forma y creo que lo podría llevar de otra manera, pero bueno eso son reflexiones a parte.
Aún cuando me vieron así, tanto mi pareja como las matronas estuvieron a mi lado todo el rato, apoyándome y dándome palabras de aliento; diciéndome lo bien que iba y lo poco que faltaba para estar con mi niña.

Así que no se en que momento conseguí volver donde estaba antes, que no se si era el planeta parto o por lo menos iba de camino; y la negatividad desapareció y en unos pocos pujos más su cabecita coronó, y sentí el famoso círculo de fuego.

Entonces Juanjo me dijo que empujara poco a poco, pero se ve que la pequeñaja tenía ganas de salir … y, según salió la cabecita, se escurrió detrás el resto del cuerpo.
Fue algo maravilloso. Enseguida me la pusieron encima, y de ahí nos ayudaron a tumbarnos en la cama donde a los pocos minutós alumbré la placenta.
Cuando el cordón dejó de latir lo cortaron y nos dejaron un buen rato de intimidad. Allí nos quedamos mi niña y yo, tumbadas en la cama, intentando que se enganchara al pecho mientras flotábamos en una nube.
He de decir que no tengo muy claro el orden, y seguramente algunas cosas sucedieran de forma distinta en mi cabeza, jejeje, pero aun así fue maravilloso.

Esos momentos no los cambio por nada del mundo, ha sido una experiencia que ya tengo ganas de repetir. Me ha hecho sentirme poderosa, orgullosa y ¿…? no sé si tengo palabras para expresar todo lo que siento. La energía que se siente, la alegría, la emoción…. Son tantas cosas a la vez, y aunque hubo momentos difíciles, merece la pena pasar por ello, y volver a intentarlo las veces que haga falta.

Personal, social

Bellas Barrigas, mucho más que pintarte la barriga

Quiero compartir con vosotras el nuevo servicio que tenemos en el Gynkgo Mágico y que he podido probar en mis propias carnes.
El proyecto Bellas Barrigas es nuestra particular visión del Belly Painting, os comparto la información que la artista de los pinceles nos ha escrito sobre lo que hace.

Proyecto BB (Bellas Barrigas) para el Gynkgo Mágico


  • Qué es el Belly Painting?
Consiste en pintar la barriga de la futura mamá celebrando que cada embarazo y cada mujer son únicos…y también puede ser un recuerdo para enmarcar, una tarde divertida en familia o con amigas, un regalo original, un ratito de relax y masaje con color y pinceles, con mimo y creatividad…como todo lo que hacemos en el Gynkgo.

  • Que beneficios tiene el BP?
Disfrutar de un momento relajante y un suave masaje en la barriga puede ser una bonita experiencia que tu bebé y tu compartáis antes del parto, relaja tensiones y es un amoroso regalo para amb@s. Se recomienda a partir del sexto mes de embarazo y hasta la semana 35…pero depende de las ganas y de como te encuentres tú..

  • Sobre el diseño:
¿Como te lo imaginas? Cuéntanos tus gustos e ideas y realizaremos dos bocetos en acuarela, cuando elijas cual se adapta más a ti se pueden realizar cambios hasta llegar al diseño definitivo…y en la sesión siempre podemos intentar incorporar detalles de ultima hora, dejemos que fluya…

También podrás llevarte a casa el boceto original y/o fotos del momento y de la obra..nos adaptamos a tus necesidades, lo importante es que sea lo que estás buscando…cuéntanos cuando te pongas en contacto con nosotras.

  • Qué puedo pintar en mi barriga y cómo?
Te recomendamos que elijas motivos significativos para ti, para vosotr@s…contaremos tu historia a través de los pinceles.
Personalmente me siento más cómoda con dibujos propios por eso no trabajo con licencias (Disney,Pixar…) ni con obras de otras personas, primero porque el resultado final no reflejaría la obra original y por respetar las creaciones de otros artistas…
Preguntarnos si tienes cualquier duda al respecto: podemos inspirarnos en el personaje o la historia que quieras contar y darle un toque personal que la hará única.

Puedes elegir entre:
Naturaleza :flores, arboles, animales, paisajes…
Mandalas
Mundo mágico: duendes, hadas, elfos y otros seres elementales
Infantiles: juegos, objetos, comida…lo que se te ocurra

Utilizamos pinturas al agua no tóxicas y antialérgicas,no agresivas para la mamá y el bebé, de fácil limpieza y de marcas profesionales …en la medida de lo posible utilizamos materiales no testados en animales y veganos…porque respetamos la naturaleza y todas las vidas.
He tenido el placer de poder disfrutar de las manos de nuestra artista y deciros que es realmente un regalo para los sentidos, un momento único de conexión y relajación. 
Tenemos distintas ofertas según el tipo de dibujo que quieras y también dependiendo de las personas que quieras que estén ese día, tenemos una oferta especial para grupos con una sorpresa a parte. En todos los casos lo que sí estará incluido será la decoración, música de ambiente y alguna bebida para hacer el momento lo más íntimo y relajante posible.
Si te interesa no dudes en pedir más información!!! 
embarazo, Personal, salud

Pruebas y controles rutinarios en el embarazo

Hoy os vengo a hablar de las pruebas más comunes que nos encontramos durante el control del embarazo, algunas de las cuales podemos buscar alternativas a la prueba convencional.
Las pruebas comunes en todos los embarazos, ya que si hay algún prblema nos podemos encontrar con controles y pruebas extras, serían, los análisis de sangre y orina, control de la tensión y el peso, las ecografías y el exudado vaginal.

Análisis de sangre y orina:
Suele ser uno al trimestre, en ellos se controlan las enfermedades como la hepatitis B, toxoplasmosis, también miran los niveles de hierro, los anticuerpos,…vamos un examen básico para comprobar que todo está bien, también con análisis de sangre se controlan algunos marcadores de enfermedades genéticas como el síndrome de Down, estos marcadores no son 100% seguros, también se miran otras cosas y lo que se calcula son probabilidades.

En el segundo trimestre nos solemos encontrar también con la prueba del azúcar más conocido como O`Sullivan, que consiste en una sobrecarga de azúcar para comprobar como reacciona nuestro organismo;
En la primera prueba se ingieren 50gr de glucosa, se hacen análisis antes de la ingesta y después de una hora, si da positivo (>140mg/l ) se realiza una segunda prueba, esta vez ingiriendo 100gr de glucosa tomando mediciones a la hora, a las dos horas y a las 3 horas. Durante el tiempo que dura la prueba tienes que estar sentada o tumbada, vamos sin moverte. Si esta segunda da positivo, dependiendo de los valores que salgan alterados se procede a diagnosticar la diabetes gestacional, normalmente se controla con dieta y ejercicio, son pocos los casos en los que se tenga que administrar insulina.
Esta es una de las pruebas que podemos buscar alternativas. Es una prueba con muchas controversias ya que da muchos falsos positivos y por diversos motivos, entre los cuales puede ser una dieta baja en azúcares y/o hidratos de carbono. Además no siempre esta sobrecarga sienta bien, muchas mujeres se marean, vomitan o tienen malestar. Algunas de las alternativas que se están dando son cambiar la ingesta de los 50gr de glucosa por un desayuno contundente, o los controles durante una semana con un glucómetro para ver como reacciona tu organismo en tu día a día. Para más información O`Sullivan 

Control de la tensión y el peso:
Algo que suelen controlar en cada visita al ginecólogo es la tensión y el peso. La tensión se controla para ver que no haya tensión alta y con ello riesgo de preeclampsia y el peso, para comprobar el aumento del mismo, con esto nos podemos encontrar con que se preocupen por un aumento excesivo de peso o por que cojas poco peso, lo importante es cuidar nuestra alimentación, que sea equilibrada, que no nos inflemos a guarrerias y que hagamos algo de ejercicio (esto teniendo otros peques en casa…está garantizado, jajaja)

Ecografías:
Como los análisis de sangre se hace uno al trimestre, si bien es cierto que si llevas el control por la sanidad privada, pueden hacerte alguna más, pero…¿es necesario hacer más? , no son tan inocuas como pensamos.
En la primera ecografía, en la semana 12 de gestación, se comprueba el tamaño para ver si se corresponde con la FUR, de no ser así se corrige. ¿Por qué en la semana 12? porque se ha visto que en esa semana todos los embriones han crecido de forma semejante, a partir del segundo trimestre de embarazo cada bebé lleva su desarrollo y su curva, en función, entre otras cosas, a la genética familiar, unos crecerán más que otros, más rápido, más despacio…
La segunda ecografía suele ser en la semana 20; esta ecografía suele ser la más alrga, se miran los órganos, que todos se estén desarrollando con normalidad…y se pueden detectar algunas patologías, pero no es una prueba diagnostica y fieable al 100%, siempre hay margen de error, normalmente incluso te hacen firmar un consentimiento informado en el que te dice eso, que no se puede descartar la existencia de alguna patología a pesar de la prueba. En esta ecografía también te suelen informar, si así lo deseas, del sexo del bebé.
La tercera ecografía suele ser sobre todo control del peso del bebé, se suele hacer en la semana 34-35; por experiencia personal os digo que las ecografías tienen un margen de error de casi medio kilo por arriba y por abajo, puede ser el peso o no…
Os cuento mi caso por si alguna pasa por lo mismo…no soy una persona grande, el papá es alto, pero delgado, los dos fuimos pequeños al nacer y nuestros hijos serán…pequeños, bueno, en cuanto a peso se refiere, jajaja. En el primer embarazo no tuvimos ningún problema, pero en el segundo nos estuvieron mareando por un posible CIR (Crecimiento intrauterino retardado) un diagnóstico que puede acarrear más problemas a parte del peso, en la mayoría de los casos está asociado a otros problemas madurativos. ¿Qué podemos hacer en caso de que nos digan que nuestro bebé es pequeño? bueno, primero respira, hay que descartar que realmente esté pasando algo, por eso también es importante cuidarnos nosotras comer bien, descansar, fuera estrés…y luego te suelen hacer una ecografía doppler en la que ven el flujo sanguíneo del cordón, de esta forma pueden comprobar si hay algún problema en el paso de sangre y por tanto de alimento para el bebé. En nuestro caso todo daba bien, líquido correcto, flujo sanguíneo correcto, latido correcto, movimiento fetal normal…lo único que pesaba poco, por lo que intentaron hasta una inducción de la que escapé, literalmente (ya os contaré más detenidamente). En estos momentos lo que más te hacen sentir es duda y miedo, aunque en el fondo sepas que todo va bien, una parte de ti piensa en si no tendrán razón, por eso si os encontrais en esta situación os recomiendo que busqueis una segunda opinión si lo necesitáis; y recomendación para los gines…por favor, bajar la vista a la familia que tenéis delante, no somos estadísticas, no todos tenemos que tener el mismo tamaño, por favor, mirar más allá de gráficas y percentiles, porque a nosotros nos pasó por poco peso, pero…a cuantas mujeres les meten miedo porque sus bebés son grandes?dejemos las profecías y miremos más a las personas.

Y llegamos a la última prueba, el exhudado:
Es una de las últimas pruebas que se realizan en el embarazo, luego quedan los monitores (comprobación de latido, movimiento y contracciones).
¿Para qué sirve el exhudado? para detectar la presencia de una bacteria llamada Estreptococo B, que causa infecciones graves en el recién nacido. Esta prueba se realiza en la seamana 35-37 de embarazo, en caso de dar positivo el tratamiento que se sigue es la administración de antibióticos intraparto, lo que en estos últimos tiempos no está desligado de la controversia, ya que si bien es cierto que disminuye el riesgo de infección por esta bacteria aumenta el riesgo de infección por otras bacterias resistentes al antibiótico y perjudica las bacterias “buenas” de la madre. Un artículo muy completo sobre este tema con recursos y enlace interesantes es de la web “por un parto respetado”, que os recomiendo para ampliar la información y poder debatir sobre ello con el ginecólogo.

Una web en la que podeis encontrar mucha más información sobre partos y protocolos es El Parto es Nuestro aquí encontrareis información actalizada sobre todo lo relacionado con el parto.

Que no se nos olvide que el embarazo y el parto son procesos naturales, no son enfermedades, si algo os inquieta buscar, contrastar la información…no todos los hospitales tienen los mismos protocolos y no todos los ginecólogos y matronas se creen con la verdad absoluta, preguntar y buscar información!!!

continuum, infancia, Personal, salud

EL placer en la maternidad

Hoy os quiero hablar del placer, del disfrute, del gozo… lo hago en femenino no porque la paternidad no pueda ser placentera, si no porque yo soy madre y con quien más trato es con otras madres, ojalá tengamos algún papá valiente que se anime a escribirnos su visión de la paternidad para publicarla en el blog
Bueno, vamos a lo nuestro, para empezar la materniad debería ser elegida libremente, sin presiones externas, deberíamos poder elegir si queremos o no ser madres sin que nos suponga un estigma social, tengamos pareja o no. Cuando eliges ser madre tienes que ser consciente del cambio que va a dar tu vida, si tienes pareja es importante que ese cambio se asuma por ambas partes, la vida no va a ser igual.
Tenemos poca información de lo que son los bebés reales, no esos que salen con las mejillas sonrosadas y sin llorar nunca al lado de sus madres perfectamente peinadas y vestidas sin rastro de ojeras o del paso del tiempo, nooo, los bebés son seres dependientes, demandantes, que necesitan ser cuidados y protegidos, esto no es algo malo ni lo hacen porque sean pequeños tiranos manipuladores. Los bebés humanos nacen inmaduros, necesitan a su madre para sobrevivir. El regazo materno les proporciona todo lo que necesitan, tienen cobijo, alimento y seguridad, el nirvana que tantos adultos buscan, estas necesidades irán cambiando más rápido de lo que parece. Las elecciones que hacemos deben ser tomadas libremente sin el componente de mártir, de sacrificio, porque en esos casos cuando consideremos que no somos correspondidas, ni nuestras necesidades colmadas…nos sentiremos mal.
No dudo que todas las madres quieran a sus hijos y que estarían dispuestas a dar su vida por ellos, pero no nos damos cuenta que todo es más sencillo, que lo que necesitan nuestros bebés, nuestros niños es que estemos ahí y eso también es lo más difícil, estamos acostumbradas a que nuestro cuerpo esté en un sitio y nuestra mente en otro, a pensar en el pasado y en el futuro y perdernos el presente, eso los niños no lo pasan por alto, saben perfectamente cuando ESTÁS y cuando sólo estás.
Los bebés nacen con unas expectativas, esperan que su entorno y su vida sea lo más parecido a su estancia en el útero, atención constante, movimiento, alimento disponible…tenemos que tener algo claro, toda necesidad básica no satisfecha, no cubierta, va a seguir estando presente, irá cambiando de forma, su reclamo será distinto, pero la base de esa necesidad no cambia, necesitan CONTACTO, cariño, protección. Los primeros meses y años de vida es cuando esta necesidad es más palpable, bebés que lloran al dejarlos en cualquier superficie que no sean los brazos, niños que lloran al no estar su figura de referencia,…Nos venden desde la sociedad todo lo contrario, separación, independencia, pero para ser autónomos necesitamos ser dependientes, es una fase de su desarrollo que va a durar muy poco tiempo, así que aquí está la cuestión, podemos vivir la maternidad como un continuo sacrificio, deseando encontrar momentos solo para nosotras, buscar ambientes de adulto y quejarnos porque nuestros hijos se comporten como niños y no como adultos en miniatura o podemos aprovechar estos años que no van a volver, aprovechar los momentos juntos, aprovechar cada abrazo y cada beso que te piden, reaprender a JUGAR como niños, estando en el presente, vivir aquí, sin agobios, sin prisas, aprender a ver el mundo con sus ojos, redescubrir las cosas con ellos, aprender a disfrutar el cuerpo, ser FELIZ creciendo a su lado, los niños son una oportunidad única para mejorar como personas, son nuestro espejo, aquello que más nos irrita, que más nos molesta…si miramos con calma seguramente nos reconozcamos. Aprender lo que es el AMOR con mayúsculas, hagas lo que hagas, te van a querer, vas a ser su heroína, su mundo y cuadno tengas ese espacio, ese momento para ti…te sabrá a gloria y renovarás las energías para volver con ellos con más ganas si cabe.
Lo mismo después de leer esto piensas que no tienes que dedicar tiempo para ti misma, no, no es eso, es aprender a vivir en positivo esta fase que nos toca, si vivimos en la queja constante, ni en esos momentos “a solas” encontrarás la paz y la calma que buscas, pero si consigues vivir disfrutando de tus hijos, de tu vida…esos momentos para reponer energía los saborearás y aprovecharás para volver con tu rutina de forma renovada.
Hay veces que necesitamos desahogar y soltar, pero que no nos quedemos en eso sólo, busquemos la manera de sacar lo positivo al día a día, de ver esas pequeñas cosas que nos hacen sonreir y que en una rabieta se nos olvidan…si nosotras aprendemos a ser felices, a querernos y a quererlos nuestros hijos será lo que aprendan. Los niños pequeños se quedan más con lo que hacemos que con lo que decimos, que no se nos olvide.
Disfruta cada día con tus hijos, para que cuando el día de mañana mires atrás sólo te salga una sonrisa, para que cuando recuerdes la infancia de tus hijos, no te arrepientas de lo que no pudiste hacer, los niños no necesitan juguetes, ni ropa cara, necesitan vivencias, experiencias.
Te animo a que nos cuentes cual es tu mejor recuerdo de la infancia ¿recuerdas cosas o momentos y personas? Haz a tus hijos el mejor regalo, se feliz a su lado.
No dejes de SONREIR, no dejes de JUGAR!!!!
 
continuum, infancia, Personal

La familia Gynkgo crece!!

Bueno, llevamos tiempo pensando en dar la noticia por aquí, pero no terminábamos de animarnos así que…ahí va!!en Agosto la familia Gynkgo contará con un miembro más, nuestra psicomotricista y asesora de maternidad está embarazada!! haremos un parón con las sesiones para Julio, Agosto y Septiembre mínimo, pero continuaremos con el resto de actividades y la tendremos casi hasta el último momento para dar alguna charla y haciéndonos compañía en nuestros desayunos de los miércoles, jejeje. En breve prometemos post sobre embarazo y parto aprovechando que lo tiene todo fresco 🙂

Os presentamos al nuevo miembro

infancia, Personal

Ser madre siendo joven

Hoy en día la edad media para tener el primer hijo cada vez es más elevada, tenerlo antes de los 30 ya es una proeza y si lo tienes a los 20 y poco eres casi una atracción de circo.
Decidir ser madre, formar una familia, en la sociedad que vivimos ya es difícil de por si, una sociedad adultocéntrica donde se pretende que después de tener un hijo sigas con tu vida como si nada hubiera cambiado, trabajo, amigos…
Seguir un estilo de crianza distinto del habitual es otro hándicap con el que te enfrentas, todo el mundo opina, te da lecciones y como no sigues sus consejos, cualquier cosa que pase se debe a tu forma de criar, si tienes amigos con hijos hasta puede ser un motivo de distanciamiento.
Ahora ¿qué pasa si eres madre antes de los 30? ¿y antes de los 25? Pues básicamente lo mismo, pero en mi experiencia si que he notado algunos matices.
Al comunicar la noticia encontrarás muchas caras de sorpresa, incluso alguno/a se atreverá a profecitar lo desdichada que vas a ser por no poder salir los fines de semana a emborracharte o como vas a desperdiciar tu juventud, sin importar si ha sido buscado o no, si estás contenta, decidida…todo da igual.
El grupo de amigos, lo más probable es que después de la sorpresa vengan caras de alegría por ser “tíos” postizos súper molones.
Las visitas de control de embarazo, cada vez son más mujeres las que se quejan del paternalismo del sistema sanitario a la hora de tratar con las embarazadas, que recordemos no están enfermas, están embarazadas, pues a ese paternalismo que se destila sumarle que la mayoría de los ginecólogos que te atienden podrían ser tu padre o abuelo, o tienes las cosas muy claras y estás empoderada…o te comen (es cierto que por suerte las cosas van cambiando y no siempre es así).
Avanza el embarazo y tu sigues en tu nube, pasan los meses y llega el momento esperado, el parto (del embarazo y parto os hablaré en otro post), ya tienes a tu precioso bebé en brazos, no me voy a extender mucho en los primeros días/meses porque eso da para otro post, jeje. La felicidad en tu entorno es magnifica y empiezan las lecciones, si das pecho todos se convierten en expertos en lactancia y todo el mundo sabe más de tu bebé que tú, estás en pleno puerperio y se te viene el mundo encima. La maternidad suele ir acompañada de un sentimiento de soledad que es difícil de explicar, incluso aunque (como por suerte fue mi caso) tengas apoyo de tu pareja y familia, los días son muy largos, cada uno tiene su vida y tu grupo de amigos, esos tíos molones…se alejan, sólo se quedan las amigas de verdad, esas con las que pase lo que pase podrás contar y aún así, te sientes sola, sin saber con quien hablar porque parece que hablas un idioma que nadie más entiende y si encima eres la rara que no se quiere separar de su bebé, ni te quejes, porque podrías llevarlo a la guarde o dejarlo con alguien para que tu puedas salir a “divertirte”, así que si estás sola es por que quieres.
Desubicada, perdida, realmente puedes optar por la opción de “aquí no ha pasado nada” y en unos meses volver a salir con las amigas y retomar tu vida donde la dejaste, pero ¿y si no quieres? ¿y si es esa la vida que quieres?
Todas necesitamos criar acompañadas, todas necesitamos hablar con otras madres, compartir, dudas, temores, alegrías, hablar sin miedo a ser juzgadas ni criticadas, merecemos ser sostenidas, cuidadas, necesitamos nuestra Tribu.
Yo tengo la inmensa suerte de contar con una tribu donde vivo y otras virtuales; cuando entras en una tribu tu edad no importa, de donde seas no importa, no importa si das pecho o biberón, si porteas o llevas carro, todo es más sencillo que eso, como me dijo una vez mi amiga y comadre Balbina es acompañar de corazón a corazón, porque cuando entiendes la maternidad como algo bello, algo que se puede disfrutar, cuando quieres cambiar el mundo desde el salón de tu casa con pequeños gestos, abrazos, acaricias,…la edad no importa. Algo que me han enseñado los grupos de madres es ha no sentirme pequeña, a sentir que eres una más, que igual que te ayudan tu puedes ayudar, porque muchas veces lo único que necesitamos es ser escuchadas, sentirnos sostenidas por esa red.
Ser madre joven tiene sus desventajas, pero también sus ventajas, yo he tenido y tengo la suerte de disfrutar del aprendizaje de ser madre desde los 22 años, han sido unos años intensos en toda la extensión de la palabra, años de compartir viaje con mujeres increíbles que me han aportado mucho y de las que he aprendido mucho y por suerte sigo aprendiendo de cada día y conociendo a nuevas mujeres con las que compartir y aprender, la vida es un constante ajuste entre el equilibrio y el desequilibrio y es ahí en el desequilibrio, cuando aprendemos, cuando tenemos la oportunidad de avanzar y mejorar como personas y la maternidad está llena de desequilibrios, jajaja, sólo depende de nosotras aprovecharlos o no, aprender o no.
Personal

Piedras, Muros y Asesoras Continuum

Tengo la inmensa suerte de encontrar en mi camino a personas increíbles de las que aprendo mucho, unas me acompañan más tiempo y otras menos, pero de todas conservo algo.

Este Enero comencé mi formación como Asesora Continuum y está superando mis escpectativas; es un proyecto que conocí en sus inicios, pero por circunstancias, no pude formar parte de él en ese momento.

Hay amigas que me preguntan si realmente me puede aportar algo nuevo si ya conozco muchos de los temas que se trabajan en la formación, así que os voy a contar un poco cuanto aprendo y por qué es una formación tan especial, no sólo a nivel profesional si no también a nivel personal.

Asesoras Continuum cambia vidas…y tanto!! es una formación que abarca aspectos de la maternidad y crianza como porteo, acompañamiento, contacto, lactancia,…hasta los aspectos formales y legales para poder llevar a cabo tu emprendimiento.
Si bien es cierto que tengo algo de experiencia en porteo y temas de crianza tanto a nivel personal como profesional, soy de las personas que opinan que siempre hay algo nuevo que aprender. Además es una formación compatible con trabajo y/o crianza.
Llevo ya unos años ayudando y apoyando a otras mamás, pero siempre desde el plano personal. Me he ido formando en algunos aspectos como porteo y psicomotricidad, pero siempre he sentido que necesitaba algo más. No necesito tanto que me den más información, o me enseñen más nudos (que siempre viene bien), no necesito “almacenar” más información. Veréis, tengo un punto débil que pulir, me cuesta dar el paso al plano profesional, es decir cobrar por mi trabajo. Cuando aprendo algo nuevo, cuando hago formaciones o leo artículos por Internet mi mente crece y gracias a eso mi mundo se amplía un poco más, veo mucho más allá y soy consciente de todo lo que me queda por descubrir y aprender, pero por contra eso también hace que me sienta más pequeña, no me veo con conocimientos suficientes como para ofrecerlos a la gente, se me ocurren ideas, charlas, talleres, mil cosas…que se quedan en mi mente por pensar que no son lo suficiente, pero luego veo a otras mujeres que habiendo hecho las mismas formaciones o conociendo los mismo temas…se atreven y a la gente le gusta!!! entonces me arrepiento de no haberlo intentado, de no haberme atrevido y me digo que a la próxima que tenga una idea lo hago y al final se vuelve a quedar en mi mente, me quedo viendo a otras mujeres que creo mejores que yo, ya sea por unas cosas o por otras, viendo como son otras las que son capaces de tomar la iniciativa y lanzarse…

¿A qué viene esto? porque la formación de Asesoras Continuum no sólo supone aprender más, supone creérmelo, supone luchar, que aunque haya días que no puedo al día siguiente tengo otra oportunidad y junto a las profesoras, que son de lo mejorcito, tengo a mis compañeras, mujeres valientes que están, a lo mejor no en el mismo camino, pero si por sendas paralelas y que te animan y que nos animamos.
Así que aquí estoy dispuesta a valorarme, dispuesta a seguir mejorando para poder asesorar mejor y creyendo en mí y en el proyecto que tengo entre manos.

A pesar de las piedras y los muros del camino, aquí sigo, peleando al lado de mi amiga y socia que hace que este último muro no sea tan duro de escalar, casi puedo palpar la llegada.
Perdonar nuestras ausencias por aquí y por facebook, porque hay veces que hay que coger aliento para el último empujón.

Muchas gracias por leer y por estar.

Nos vemos pronto!!
infancia, Personal

Construyendo sueños

Esta entrada debería haberla escrito hace tiempo, pero más vale tarde que nunca.

Os escribo para contaros que han cambiado algunas cosas desde que empezamos este camino. En las primeras entradas os puse que éramos 2 mamás, pues bien, ahora somos 3!! Estamos en proceso de abrir un local donde poder hacer actividades en familia, un centro de formación y ocio familiar!!!
La verdad es que hay días que el camino se hace un poco cuesta arriba, pero tenemos la inmensa suerte de contar con mucho apoyo, gente que hasta sin conocernos nos ofrece su colaboración y ayuda y en eso estamos, nos hemos lanzado a hacer un crowfounding, para los que no sepais en qué consiste, es una forma de financiación por microdonaciones, nosotras a cambio de las aportaciones económicas ofrecemos desde camisetas, hasta las salas del centro para realizar alguna actividad o evento privado.

Con esto pretendemos contar con la ayuda que necesitamos para hacer frente a todos los gastos previos y también es una forma de darnos a conocer. Ya hemos organizado una fiesta y tenemos entre manos la organización de un taller Montessori, de manos de nuestra amiga Bei de Tigriteando y tenemos más actividades y eventos que estamos preparando y que en breve os contaremos.

El local lo queremos abrir en Móstoles y que sea además de un centro de formación y ocio familiar, un punto de encuentro, un lugar donde poder acudir y sentirte en casa. Algunas de las actividades que tenemos ya confirmadas son psicomotricidad vivenciada (para todas las edades), biodanza, yoga, pilates, masaje infantil, talleres de manualidades y juego en familia, porteo,…

La crianza se lleva mejor en compañía, encuentra tu tribu!!

Personal

Avanzando pasito a pasito…

Este proyecto lleva gestándose mucho tiempo, muchas son las ideas que a lo largo de estos 4 años de maternidad han ido llenando mi cabeza, muchos los descurbimientos a nivel personal y profesional, pero no ha sido hasta este último año, en el que he conocido a mi socia, que esas ideas y sueños han empezado a tomar una forma concreta, y esa forma es El Gynkgo mágico, un lugar donde poder compartir nuestras experiencias profesionales y como madres con otras familias, un espacio para aprender y crecer.
Los pilares que sustentan este proyecto son, la maternidad/paternidad y la psicomotricidad vivenciada; son los dos motores que impulsan nuestro sueño, y son el hilo conductor para otras actividades que se engloban en este marco.

Las dos somos madres y por ello hemos vivenciado la falta de espacios donde poder hacer cosas con nuestros pequeños, cursos y formaciones a las que te quedas sin poder acudir a no ser que te separes de tu hijo, y tambien la necesidad de espacios de encuentro donde poder compartir y estar con otras madres y padres. Por suerte, ya hay algún espacio así, nosotras queremos formar parte de ese cambio, aportando nestro enfoque y partiendo de nuestras formaciones y experiencias.

La maternidad para nosotras es una oportunidad para crecer y aprender, con momentos buenos y momentos malos, pero viviendo la maternidad como algo positivo, disfrutando cada día. Creemos en una maternidad compartida, en el poder de la tribu para hacer el camino más llevadero, por que lo peor de la maternidad es encontrarte sola.

Durante la formación como psicomotricista descubrí un mundo nuevo, muchas cosas de las que vimos las había ido observando con mi hija mayor, que en ese momento tenía año y medio, pero otras las pude aprender y vivenciar en la sala donde realizábamos la formación.
Para comprender la Psicomotricidad es necesario contemplar al hombre como una unidad. La psicomotricidad recupera el lugar del cuerpo desde una perspectiva integradora, donde se contemplan las motivaciones, las carencias, donde el acto motor no está tomado en cuenta desde la segmentción, sino desde la globalidad. En la sala de psicomotricidad, el niño va a vivir todas sus posibilidades corporales en el movimiento, a partir de su desseo, de forma positiva y placentera. Pero también va a vivir las emociones y los conflictos en su interacción con el medio, expresados simbólicamente. (Pascual, C. Identidad y autonomia. Ed. la casita de Paz. Zamora, 2011)

Pronto os iremos contando más cositas de este espacio que poco a poco se va haciendo realidad.

Un abrazo y no os olvideis de jugar!!!