Sin categoría

Nuevos inicios. Cerrando y abriendo ciclo, bienvenido Ayram

Estamos de celebración, ayer al medio día nacía Ayram, su mamá ya llevaba unas semanas deseando verle la carita, ha ido todo de maravilla en un parto exprés (después de casi un mes de pródromos, jeje). El hermano mayor está encantado con el nuevo miembro que nos tiene babeando, los bebés tienen ese maravilloso poder!

Ayram

También aprovecho para darle las gracias a Diana por este tiempo transitado juntas, por que de todo se aprende y en este caso ha sido mucho lo aprendido; ahora los caminos se separan por motivos personales, hay veces que necesitamos tomar distancia y parar y qué mejor momento que este. El puerperio, más allá de la cuarentena, es un proceso que nos puede ayudar a re-descubrirnos, a re-colocarnos y más si tenemos una red de apoyo, una tribu que te sostiene y te acompaña. Esperamos que Diana resurja de este proceso y nos cuente su tránsito por él.

Así que aquí estamos, con dos nuevos comienzos, uno el de Diana y su familia ampliada, su bebé de mofletes regordetes y comestible que inicia un nuevo camino, porque cada maternidad es distinta, y el Gynkgo, con una pata menos, pero con la misma ilusión, diciendo adiós a una socia que siempre será amiga. Ahora en verano nos repensaremos y veremos como encajar nuestra nueva realidad para volver en Septiembre con las pilas a tope y las ideas claras!!!

Sin categoría

Cosmética Natural, una opción al alcance de todos

Hoy os quiero hablar de un proyecto que nos enamoró cuando lo conocimos, Aventura Cosmética, es un proyecto de una familia bonita por dentro y por fuera, que en la aventura de ser más fueron fijándose en los productos que usaban para sus pequeñas. Óscar, que es farmacéutico, se dio a la tarea de buscar productos más naturales para cuidar su tesoro más valioso.

Cuando les conocimos en un encuentro organizado por la Asociación Rompe el Círculo, ya llevaban tiempo con sus productos y estaban probando un protector solar (os lo enseñé en Instagram) con filtro físico, que ya el verano anterior habíamos usado.

Su gama de productos es bastante amplia y ahora lo va a ser más ya que están termiando de formalizarse para ser una coopertiva y colaborar con más gente y llegar mucho más lejos!!!!

Nosotras en el local tenemos, por encargo, todos sus productos, cremas, aceites, jabones, protector solar…podéis venir a probarlos y a olerlos, en alguna de las etiquetas tendrían que avisar que no se comen, por que huelen…ummm el champú para los peques es un maravilla y siempre bromeamos con comérnoslos por lo bien que huelen, jejeje y está probado en pelo rebelde y va de maravilla!!

 

18766016_1375030685920750_7009836389216822556_n

Los podéis encontrar en:

facebook Aventura Cosmética 

Instagram Aventura Cosmética

 

En Septiembre volveremos a colaborar con ellos en talleres y charlas para que podais conocerlos mejor y preguntar todas las dudas que tengáis en persona!

Colaboradores

Proyecto Bellas Barrigas y Pintar los colores del Alma

Conozco a Vero desde hace muchos años, cuando el Gynkgo sólo era un sueño por descubrir…yo estoy enamorada de su trabajo desde hace mucho tiempo..y ella del mío y de mis dibujos..es lo que tienen las amigas, la tribu, las hermanas…que se dan apoyo y amor del bueno, y si además se puede poner color y amor a la vida qué más pedir?

 

Asi que cuando las mujeres del Gynko me propusieron esta aventura del bellypainting no me lo pensé dos veces, bueno, o sí, que yo soy muy de reflexionar las cosas…y pensé que puedo aportar con mis pinceles a una mujer que está esperando una criatura? como embellecer lo que ya es bello de por sí? y ahí surge mi otra faceta: acompaño grupos de mujeres desde hace unos cuantos años, en sus procesos vitales, en rituales de paso y por supuesto en círculo…y es un gran placer y aprendizaje para mí…y eso fue lo que me animó a co-crear Bellas Barrigas, acompañar desde el arte, el color, el mimo, el cuerpo…

 

Porque yo no hago bellypainting…acompaño a barrigas bellas durante un rato, a mujeres que llevan vida, que son vida y amor en movimiento,con un recuerdo que permanecerá siempre, compartiendo un arte efímero y lleno de emoción, la de la mamá que me cuenta su historia, que confía y se pone en mis manos y mis pinceles, la del bebé que siente y se mueve al ritmo de los trazados, la de las amigas que ilusionadas preparan la sorpresa de un rato disfrutando de un ambiente mágico para un momento especial, irrepetible, como cada embarazo y cada trocito de mi corazón que pongo en lo que hago…

 

Esto es algo más que pintar barrigas..es celebrar el amor y la vida. Te animas a celebrar con nosotras? Te esperamos para compartir ternura y cuidados.

Cómo ya sabeis en el Gynkgo, un espacio de cuidados y crianza y maternidad, un lugar para la familia, pasan muchas cosas, se llena de lindos proyectos y talleres y propuestas, y yo tengo el gustazo de colaborara con ellas…y cuando nos juntamos a comadrear, a poner en común pensamientos y emocines, sueños, pasan cosas como esta: sumamos, y sumamos mucho y bien, porque sí sola no puedes, ya sabes, con amigas sí.

 

Y la vida no es sólo luces y colores, tambien tiene sus sombras, las que cargamos en el cuerpo y el alma…y nosotras te proponemos sanar las sombras poniendole ternura y color….quizá te acomplejan tus pechos porque recibieron muchos juicios y miradas desde la patriarcalidad, o esa cicatriz que te recuerda que estás viva o un parto por cesarea que tal vez no era lo deseado, o cargas en tu espalda todas las responsabilidades, o sientes que esa parte de tu cuerpo necesita tu amor y reconciliacion porque no la has tratado bien, pies, manos, caderas, quien sabe, cada cuerpo es un mundo y cuenta una historia, tambien desde los miedos y las sombras, que siempre pueden transformarse en luz, llenarse de color, de nuevas miradas y oportunidades.

 

Cuando dejamos que la luz salga de nosotras, cuando amamos profundamente nuestra sombra y le damos permiso para mostrarse y aprendemos lo que tiene que enseñarnos, la vida se llena de color, de emoción, y nos facilita el camino para ir a favor de nosotras mismas. Si ya hiciste ese trabajo de iluminar tu sombra, enhorabuena, quizá es el momento de celebrar y dejarse brillar, cuidar, honrar tu proceso..y nosotras te animamos a hacerlo en un espacio de ternura y cuidado.

 

La belleza está en los pequeños detalles, en cada trazo y color de tu propio lienzo, de tu alma, te animas a descubrir la belleza que contienes? Te esperamos para compartir un ratito de luz y color.

 

 

Yoyi

Sin categoría

Tutorial de Arena Lunar


Buenos días a tod@s,  en esta ocasión Ian nos ha ayudado a hacer un tutorial de Arena Lunar, con la que mayores y pequeños se lo pasarán en grande. Es una actividad que gusta a todos, con una textura muy agradable y lo más importante, que la pueden hacer los más pequeños de la casa debido a que ninguno de sus componentes es tóxico y no pasa nada si se lo llevan a la boca.
Además se barre y recoge fácilmente, no mancha y si nos sobra se puede conservar de forma sencilla para reutilizarlo cuando nos apetezca.

Esperamos que os guste.

educación, infancia, niños, psicomotricidad, salud

Mi hija se sienta W, ¿lo evito? ¿Le digo algo?

Este artículo lo escribí hace 2 años, sigo teniendo el mismo problema con mi hija y estamos valorando que la miren por si pudiera afectar a su postura y equilibrio.

Que nuestros hijos se sienten en “W” muchas veces hace que nos preocupemos por si es bueno, no es bueno, qué podemos hacer… Espero aclararos esas dudas con este artículo.


¿Qué es sentarse en “W”?
Decimos que un niño se sienta en “W” cuando tiene el culo apoyado en el suelo, las piernas hacia atrás y las puntas de los pies hacia afuera.


articulo  Bei.jpg


En esta postura se está forzando la cadera y sobretodo las rodillas en una rotación externa para la que en principio no están preparadas, esto puede provocar hiperlaxitud en los ligamentos de las rodillas que pueden ocasionar problemas más adelante.
También hace poco leí un artículo que podéis leer aquí en el que habla de una predisposición en la articulación de la cadera que se corrige sola, pero que sentarse en esta postura hace que esa corrección tarde más tiempo.


¿Cuándo debemos preocuparnos?
Lo primero que tenemos que hacer es distinguir qué es sentarse en “W”; ya hemos explicado arriba como es la posición de las piernas, pero os voy a mostrar una imagen comparativa para que quede mucho más claro.
articulo  Bei2.jpg
Otro de los factores a observar es el tiempo que pasan en esa postura, si es simplemente una postura más dentro del juego o si es la postura base para sus juegos.
Si pasan mucho tiempo en esta postura debemos estar más pendientes, aunque sin obsesionarnos.


¿Qué podemos hacer?
Si pasan mucho tiempo en esta postura debemos prestar mayor atención; dependiendo de la edad del peque podemos hacer distintas intervenciones, preparar la zona de juego para que no pueda adoptar esa postura (ponerles las cosas en una mesa o en sitios que tengan que estar sentados o de rodillas…). Algo que funciona muy bien con bebés o niños que no hablan es el contacto, tocarles el pie o la pierna les hace más conscientes de esa parte de su cuerpo y puede ser suficiente para que ellos solos corrijan la postura.
En niños más grandes les podemos explicar que las rodillas así se hacen daño, os cuento mi experiencia personal en este caso, mi hija mayor (4 años) adopta mucho esta postura y llega a ser una “W” bastante exagerada, es una niña activa que le encanta correr y escalar, así que en cuanto pude le expliqué que hay que cuidar el cuerpo y que las rodillas así se hacen daño y que si quiere correr más rápido hay que buscar otras formas de sentarse. Ahora mismo no le digo eso cada vez que la veo, simplemente con decir “rodillas” ya sabe que debe cambiar la postura; en su caso además de vez en cuando se queja de dolor en las rodillas y mete un poco uno de los pies hacia dentro al andar y correr, lo que, sobretodo antes, provocaba más caídas de las habituales.


En la mayoría de los casos suele ser una fase que termina remitiendo, pero si es algo a observar y ver también si hay algún problema en el resto de movimientos.


Esta postura es una postura que da mayor estabilidad a los niños, lo que les permite tener los miembros superiores libres, así que en niños con problemas motores hay que tener especial cuidado si les vemos adoptar esta postura, porque puede ser perjudicial para sus avances.
al ofrecer mayor estabilidad también es más común entre niños que han sido sentados precozmente, con esto me refiero a sentarles antes de que lo hagan por si mismos.

Al final todo termina llegando al mismo punto, la necesidad del libre movimiento por parte de los bebés y los niños, un bebé al que le permiten moverse e ir adquiriendo los hitos de desarrollo sin intervención tendrá menos problemas motores en el presente y en el futuro, no conseguimos adelantar nada forzando posturas, al contrario, obligamos a los músculos a realizar aprendizajes erróneos y a que los bebés busquen posturas para compensar el desequilibrio.

¿Tu hij@ se sienta así? ¿Qué haces?

Verónica
creación, materiales, Montessori

Grupo de Trabajo

GRUPO DE TRABAJO (Creación de juguetes y material didáctico)

Desde hace mucho tiempo nos surgen proyectos que nos gustaría hacer para nuestros niños pero nunca encontramos el momento para llevarlos a cabo, acumulamos ideas y mas ideas pero al final siempre se quedan en el “algún día tengo que hacer esto” y lo vamos dejando.

Por este motivo se nos ha ocurrido la idea de crear un grupo de trabajo en el que nos reunamos un grupo de padres y madres, para fabricar todos aquellos materiales y juguetes que nos gustan y nunca encontramos ese momento de hacerlos.

¿Dónde y cuándo son las reuniones?

En la calle Larra Nº3 de Móstoles, en El Gynkgo Mágico, dos miércoles al mes, por las tardes de 17 a 18:30 aproximadamente, dependiendo del proyecto y los acuerdos de horarios que se tomen entre los miembros del grupo.

¿Cuánto me va a costar?

Para ser “socio” de este grupo habrá una cuota de 15€ al mes en los que se incluye el espacio donde reunirse, material y herramientas básicas tales como por ejemplo pegamento, tijeras, témperas etc. Una infusión o café y el dosier del proyecto en el que se esté trabajando.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Los proyectos a realizar se acordarán entre todo el grupo dentro de una selección que se irá proponiendo.

Los materiales específicos de cada proyecto se pondrán en común entre todos ya sea con compras conjuntas o materiales reciclados, intentando así minimizar los gastos generales.

¿Se puede venir con niños?

En el Gynkgo Mágico los niños siempre son bien recibidos, pero tengamos en cuenta que el trabajo a realizar en este espacio es para los adultos, por lo que ofrecemos dos opciones.

  1. Tus hijos podrán estar en el mismo espacio jugando siempre y cuando no interrumpan la actividad general y cada padre o madre se haga responsable de su cuidado.
  2. Tenemos opción de que una persona se encargue de la supervisión y cuidado de los niños, lo que tendía un coste aparte y donde la cantidad de niños dependerá de sus edades.

En resumen, queremos crear, estos materiales son caros si los compramos hechos, pero hacerlos es barato y no tiene porque ser demasiado complicado, además en grupo siempre será más sencillo, se nos ocurrirán más ideas y nos ayudaremos unos a otros.
Posiblemente este será nuestro próximo proyecto, algo similar a esto para que los peques de la casa aprendan las letras de forma divertida y manipulativa.

Si quieres apuntarte a nuestro grupo o pedir más información, sólo tienes que escribirnos un email a elgynkgomágico@gmail.com

continuum, educación, infancia, juego, psicomotricidad, salud

La psicomotricidad solo es moverse

¿Qué es el movimiento? según la Real Academia de la Lengua el movimiento es:
    1. m. Acción y efecto de mover.

2. m. Estado de los cuerpos mientras cambian de lugar o posición.

3. m. Alteración, inquietud o conmoción.

5. m. Primera manifestación de un afecto, pasión o sentimiento, como los celos, la risala ira, etc.
TODOS nos movemos, cada día nos levantamos y nos pasamos el día moviéndonos. La mayoría de los adultos, corremos todo el día, vamos con prisa a todas partes, sin estar muchas veces presentes en lo que hacemos, sin casi darnos cuenta de como pasa el tiempo.Cuando tenemos hijos, vamos corriendo para llegar a la escuela, al trabajo, para llegar a casa, para llegar a las extraescolares, para que se bañen, para que cenen, para que se duerman…
La mayoría de espacios están pensados para los adultos, que cuando permanecemos en un lugar nuestro ritmo es más pausado, nuestros movimientos más lentos, cada vez van proliferando más los espacios libres de niños por que a los adultos les molesta el movimiento y el ruido de los niños, pero ojalá aprendiéramos de ellos, los niños pequeños disfrutan el movimiento, explorando los límites de su cuerpo, encontrando el equilibrio y el desequilibrio, conquistando la altura, viviendo el placer y el displacer y normalmente este movimiento va acompañado de gritos de júbilo, de sonidos y de risas y ese movimiento hay veces que nos supera, nos asusta, nos “invade”, nos pasamos el día diciendo a los niños que paren, que se relajen, que bajen el ritmo, que se callen. Pero deberíamos aprender de ellos, reaprender y redescubrir el placer del movimiento.
El movimiento implica mucho más que el movimiento físico del cuerpo; este movimiento del cuerpo hace que las conexiones neuronales se activen, que el aprendizaje sea más fluido y sencillo, también ayuda a mover las emociones, los sentimientos, moverse por fuera implica moverse por dentro y eso a los adultos muchas veces nos asusta, removernos y ver lo que no queremos ver, es más fácil parar a los niños, acallar sus voces que nos instan a movernos.
Mi formación universitaria es como Terapeuta Ocupacional, en esta profesión tratamos de hacer que las personas tengan la mejor calidad de vida posible, tratamos de hacer a las personas lo más autónomas posibles, intentamos que las dificultades no sean tantas y a encontrar las fortalezas para apoyarse en ellas; en esta carrera no sólo aprendí la importancia de la ocupación como herramienta de trabajo, si no el movimento, ¿qué es si no la ocupación? mediante actividades lúdicas haces que las personas se muevan, lo que lleva a un movimiento emocional y cognitivo. El movimiento es sanador, terapeútico, gracias a mi formación como psicomotricista no sólo pude ahondar en la importancia del juego y el movimiento en los niños, sino que pude experimentar en mis propias carnes todo lo que genera jugar y moverse, todas las emociones, todos los recuerdos, que salen a la luz, “sólo” moviéndote.
Así ocurre, que cuando nos sentimos bien, nos movemos más, no nos da tanta pereza recoger en casa, ir a los sitios, jugar con nuestros hijos…el movimiento acompaña nuestras emociones y ¿qué ocurre cuando estamos mal? la desgana y la apatía nos invaden, no tenemos ganas de movernos, ni de jugar, está todo conectado y algo que aprendí en la formación como asesora de maternidad con Asesoras Continuum, fue relacionado con como nos cuidamos por fuera y cómo podía incidir en nuestro estado de ánimo vernos bien, bien, pues con el movimiento pasa lo mismo, si cuando no estamos bien buscamos movernos, algo que nos guste, cocinar, bailar, hacer deporte…ayudamos a mover todas esas emociones que se atascan y te hacen daño, por que si no…es muy difícil salir de ahí, cuanto menos te muevas..peor te sentirás y menos te moverás.
Ojalá no dentro de mucho pueda anunciaros sesiones de psicomotricidad para adultos, para sacar a nuestr@s niñ@s interiores a jugar y mover el cuerpo, la mente y las emociones.
¿La próxima vez que veas niños jugando en el parque te invito a que observes y disfrutes, deja que tus neuronas espejo se empapen y vive un poco de esa alegría infantil, despreocupada y maravillosa!!!

parto, Personal, salud

Nacimiento de una pequeña Hada-Duende

Aquí os comparto el relato del nacimiento de mi pequeña, mi nacimiento como madre, han pasado muchas cosas, pero el recuerdo de esos momentos sigue intacto, las emociones, las sensaciones…
Algo que me ayudó mucho en el embarazo era leer relatos de parto, me encantaba leer esas historias y compartir un poco de esa emoción, era y es algo mágico.


Pasados unos días, creo que ya puedo escribir como fue mi experiencia de parto.

Empecé con contracciones irregulares el lunes a las 4.30 de la madrugada y estuve así hasta el martes a las 6.00 más o menos que empezaron a ser regulares cada 5 min, y después de esperar 1hora, llamé a mi chico para que me hiciera compañía, y la verdad es que las contracciones se notaban menos así; al cabo de un rato, decidimos llamar a Juanjo para que viniera, ya que las contracciones seguían siendo regulares, mientras tanto, me pasaba las contracciones entre la cama, a cuatro patas y el cuarto de baño, que eran los sitios donde más a gusto estaba.
Al llegar Juanjo, me prepararon la piscina, para tenerla disponible cuando quisiera. Las contracciones cada vez se iban haciendo más intensas, pero sentir que, tanto mi chico como Juanjo, estaban ahí apoyándome y dándome lo que necesitaba en cada momento, ayudaba a estar más relajada.
En esos momentos el tiempo ya no tenía sentido para mí… Era una sensación extraña. Como si hubiera 2 yos; una que soportaba las contracciones y otra que estaba feliz esperando la siguiente, pero que no tenían control la una sobre la otra.
No se en que momento llegó María la compañera de Juanjo, y entonces me pidieron permiso para explorarme y ver si se quedaban o se iban. Para mi alegría, estaba ya de 5cm, así que allí nos quedamos todos.
Desayunamos tranquilamente, y después Manu y yo nos fuimos los 2 solos al dormitorio, donde me sentía más cómoda. Allí estuvimos mientras que todo iba haciéndose cada vez más intenso.
Me fui un rato a la piscina, y fue un momento muy relajante. Las contracciones en el agua se pasaban mejor, por lo menos un rato.
Ganas de empujar
Luego me fui otra vez a la cama, hasta que empecé a sentir presión como si tuviera ganas de hacer caca.
En ese momento empecé ha gritar de forma suave, ya que esto me aliviaba. Era algo que no controlaba, simplemente salía con cada contracción. Vinieron las matronas y me dijeron que, si sentía ganas de empujar, lo fuera haciendo.
Estuve andando un poco, cambiando de postura, no se el tiempo que pasó, ni tengo muy claro el orden. Son muchas sensaciones a la vez.
Volví a entrar en la piscina, porque empecé notar mucho calor, y allí estuve lo que me pareció que fue bastante rato. Me iban echando agua calentita, mientras mi chico no se separaba de mí ni un momento, le necesitaba conmigo; era un sentimiento muy fuerte, el no querer que se fuera de mi lado ni un segundo.

Cuando ya estaba en el expulsivo, me animaron a cambiar de postura y sentarme un rato en la silla de partos. Fue un gran alivio. A esas alturas estaba ya bastante cansada, aunque notaba que todavía tenía fuerzas en el momento de la contracción. Cuando pasaba me quedaba ¿…? no se como explicarlo … Me llevaron un melocotón en trozos para comer, que me supo a gloria; me volvieron a explorar y tenía la bolsa intacta, y para animarme, cuando la bolsa estaba ya casi asomando Juanjo me invitó a tocarla …

… he de decir, que en estos momentos todo lo que había leído sobre los partos sin dolor y todas esas maravillosas sensaciones me parecían un cuento chino, jeje. Me puse muy negativa. Creo que eso influyó mucho en mi percepción del dolor. Ahora, con los días lo veo de otra forma y creo que lo podría llevar de otra manera, pero bueno eso son reflexiones a parte.
Aún cuando me vieron así, tanto mi pareja como las matronas estuvieron a mi lado todo el rato, apoyándome y dándome palabras de aliento; diciéndome lo bien que iba y lo poco que faltaba para estar con mi niña.

Así que no se en que momento conseguí volver donde estaba antes, que no se si era el planeta parto o por lo menos iba de camino; y la negatividad desapareció y en unos pocos pujos más su cabecita coronó, y sentí el famoso círculo de fuego.

Entonces Juanjo me dijo que empujara poco a poco, pero se ve que la pequeñaja tenía ganas de salir … y, según salió la cabecita, se escurrió detrás el resto del cuerpo.
Fue algo maravilloso. Enseguida me la pusieron encima, y de ahí nos ayudaron a tumbarnos en la cama donde a los pocos minutós alumbré la placenta.
Cuando el cordón dejó de latir lo cortaron y nos dejaron un buen rato de intimidad. Allí nos quedamos mi niña y yo, tumbadas en la cama, intentando que se enganchara al pecho mientras flotábamos en una nube.
He de decir que no tengo muy claro el orden, y seguramente algunas cosas sucedieran de forma distinta en mi cabeza, jejeje, pero aun así fue maravilloso.

Esos momentos no los cambio por nada del mundo, ha sido una experiencia que ya tengo ganas de repetir. Me ha hecho sentirme poderosa, orgullosa y ¿…? no sé si tengo palabras para expresar todo lo que siento. La energía que se siente, la alegría, la emoción…. Son tantas cosas a la vez, y aunque hubo momentos difíciles, merece la pena pasar por ello, y volver a intentarlo las veces que haga falta.

Cocina, galletas, niños

Cocinando con Niños 1. Galletas

La primera duda que suele surgir a la hora de meterse en la cocina con los peques es, ¿Desde qué edad? Yo no tengo la respuesta a esta difícil pregunta, no hay una edad concreta a la que podamos decir que ya están preparados para ponerse manos en la masa; pero si es cierto que entre los 2 y los 3 años comienza un cambio de actitud, comienzan a prestar más atención y es más sencillo explicarles las cosas y que las entiendan, y entre los 3 y los 4 años ya les podemos dejar pequeñas responsabilidades, claro siempre estando pendientes de ellos y dispuestos a ayudarles pero en esta etapa es importante intentar evitar ciertas frases como “lo estás haciendo mal” y posteriormente hacerlo nosotros, así podemos minar su confianza y que piensen que no son capaces de hacer algo, podemos ayudar y corregir pero de forma positiva mostrando como se hace y que lo hagan a la vez que nosotros o ayudándoles ligeramente pero mientras ellos mismos lo están haciendo.

En este caso que decidimos hacer galletas, y como en casi cualquier receta, debemos tener muchísima paciencia; se van a manchar ellos y todo lo que haya a su alrededor, puede que las galletas salgan todas diferentes, sin forma definida o más gordas unas que otras pero eso es lo bello de lo artesano no? Jeje.

Podemos hacer cualquier receta de galletas que nos guste, tengamos en cuenta que para que resulte más divertido para ellos es mejor una receta manejable que se pueda amasar a mano sin que se nos pegue y puedan utilizar rodillo y cortadores de galletas. Hay recetas que resultan demasiado blandas y a las cuales no se puede dar forma con cortador.

En nuestro caso elegimos la típica receta de galletas de mantequilla que después podemos usar para hacer decoraciones con glasa o fondant pero en esta ocasión no nos complicamos con las decoraciones y tan solo hicimos las galletas.

Podemos o bien amasar en una amasadora o dejarles meter las manos y mancharse mientras amasan, nosotros lo hicimos en amasadora y el ultimo amasado se lo dejamos a él, de esta manera es más rápido.

Lo más importante en este paso es facilitarles cantidades de masa asequibles para ellos, en este caso el rodillo que maneja Ian es pequeño por lo que vamos cogiendo pequeñas bolitas de masa para que no le resulte difícil su amasado. Podemos ayudarles con el comienzo y aplastar un poco la masa para que continúen ellos e ir indicando hasta donde para que el grosor de nuestras galletas sea apropiado y no nos queden demasiado gordas o demasiado finas, más que nada porque a la hora de meterlas en el horno si son excesivamente diferentes es posible que unas se nos quemen y otras queden poco hechas.
 

Una vez que nuestro trozo de masa tiene la proporción que queremos usamos los cortadores de galletas, nosotros tenemos bastantes de diferentes formas pero un fan incondicional de Star Wars como tenemos en casa siempre escoge los moldes con sus personajes.  Dejamos que dé forma a todos los que entren en el trozo amasado, podemos ayudarle a colocar los moldes para que nos entren más galletas y después a retirar los sobrantes.





Como Ian es pequeño el paso de las galletas a la bandeja del horno lo hago yo para que no se nos desfiguren demasiado y además como tenemos que hacer varias tandas la bandeja en las siguientes puede quemar así que mejor esto que se encargue un adulto. Mientras el niño puede seguir amasando otro pedazo de masa.

Yo tuve que acabar por amasar trozos grandes y él se encargaba de usar los cortadores porque se cansaba pero en general la cocina es una de las actividades con las que más tiempo se encuentra receptivo.

Sin categoría

Blandiblú, slime, experimentos o como NO hacerlo

Bueno hoy os traemos nuestros intentos para hacer blandiblub o slime casero, nos está costando dar con la receta y estas de aquí han sido un fracaso absoluto!!!!pero dicen que de los errores se aprende así que…no nos daremos por vencidas!!!

Bueno os dejamos con nuestro vídeo con la colaboración de nuestra pequeña gran Emma, esperamos que os guste y paseis un rato divertido!!

blandiblub o slime casero

Y aquí os dejamos los enlaces de las recetas que hemos intentado.

Blandiblub Hoy no hay Cole

Slime sin pegamento y sin borax

Slime sin borax

slime con 2 ingredientes