embarazo, Personal, salud

Pruebas y controles rutinarios en el embarazo

Hoy os vengo a hablar de las pruebas más comunes que nos encontramos durante el control del embarazo, algunas de las cuales podemos buscar alternativas a la prueba convencional.
Las pruebas comunes en todos los embarazos, ya que si hay algún prblema nos podemos encontrar con controles y pruebas extras, serían, los análisis de sangre y orina, control de la tensión y el peso, las ecografías y el exudado vaginal.

Análisis de sangre y orina:
Suele ser uno al trimestre, en ellos se controlan las enfermedades como la hepatitis B, toxoplasmosis, también miran los niveles de hierro, los anticuerpos,…vamos un examen básico para comprobar que todo está bien, también con análisis de sangre se controlan algunos marcadores de enfermedades genéticas como el síndrome de Down, estos marcadores no son 100% seguros, también se miran otras cosas y lo que se calcula son probabilidades.

En el segundo trimestre nos solemos encontrar también con la prueba del azúcar más conocido como O`Sullivan, que consiste en una sobrecarga de azúcar para comprobar como reacciona nuestro organismo;
En la primera prueba se ingieren 50gr de glucosa, se hacen análisis antes de la ingesta y después de una hora, si da positivo (>140mg/l ) se realiza una segunda prueba, esta vez ingiriendo 100gr de glucosa tomando mediciones a la hora, a las dos horas y a las 3 horas. Durante el tiempo que dura la prueba tienes que estar sentada o tumbada, vamos sin moverte. Si esta segunda da positivo, dependiendo de los valores que salgan alterados se procede a diagnosticar la diabetes gestacional, normalmente se controla con dieta y ejercicio, son pocos los casos en los que se tenga que administrar insulina.
Esta es una de las pruebas que podemos buscar alternativas. Es una prueba con muchas controversias ya que da muchos falsos positivos y por diversos motivos, entre los cuales puede ser una dieta baja en azúcares y/o hidratos de carbono. Además no siempre esta sobrecarga sienta bien, muchas mujeres se marean, vomitan o tienen malestar. Algunas de las alternativas que se están dando son cambiar la ingesta de los 50gr de glucosa por un desayuno contundente, o los controles durante una semana con un glucómetro para ver como reacciona tu organismo en tu día a día. Para más información O`Sullivan 

Control de la tensión y el peso:
Algo que suelen controlar en cada visita al ginecólogo es la tensión y el peso. La tensión se controla para ver que no haya tensión alta y con ello riesgo de preeclampsia y el peso, para comprobar el aumento del mismo, con esto nos podemos encontrar con que se preocupen por un aumento excesivo de peso o por que cojas poco peso, lo importante es cuidar nuestra alimentación, que sea equilibrada, que no nos inflemos a guarrerias y que hagamos algo de ejercicio (esto teniendo otros peques en casa…está garantizado, jajaja)

Ecografías:
Como los análisis de sangre se hace uno al trimestre, si bien es cierto que si llevas el control por la sanidad privada, pueden hacerte alguna más, pero…¿es necesario hacer más? , no son tan inocuas como pensamos.
En la primera ecografía, en la semana 12 de gestación, se comprueba el tamaño para ver si se corresponde con la FUR, de no ser así se corrige. ¿Por qué en la semana 12? porque se ha visto que en esa semana todos los embriones han crecido de forma semejante, a partir del segundo trimestre de embarazo cada bebé lleva su desarrollo y su curva, en función, entre otras cosas, a la genética familiar, unos crecerán más que otros, más rápido, más despacio…
La segunda ecografía suele ser en la semana 20; esta ecografía suele ser la más alrga, se miran los órganos, que todos se estén desarrollando con normalidad…y se pueden detectar algunas patologías, pero no es una prueba diagnostica y fieable al 100%, siempre hay margen de error, normalmente incluso te hacen firmar un consentimiento informado en el que te dice eso, que no se puede descartar la existencia de alguna patología a pesar de la prueba. En esta ecografía también te suelen informar, si así lo deseas, del sexo del bebé.
La tercera ecografía suele ser sobre todo control del peso del bebé, se suele hacer en la semana 34-35; por experiencia personal os digo que las ecografías tienen un margen de error de casi medio kilo por arriba y por abajo, puede ser el peso o no…
Os cuento mi caso por si alguna pasa por lo mismo…no soy una persona grande, el papá es alto, pero delgado, los dos fuimos pequeños al nacer y nuestros hijos serán…pequeños, bueno, en cuanto a peso se refiere, jajaja. En el primer embarazo no tuvimos ningún problema, pero en el segundo nos estuvieron mareando por un posible CIR (Crecimiento intrauterino retardado) un diagnóstico que puede acarrear más problemas a parte del peso, en la mayoría de los casos está asociado a otros problemas madurativos. ¿Qué podemos hacer en caso de que nos digan que nuestro bebé es pequeño? bueno, primero respira, hay que descartar que realmente esté pasando algo, por eso también es importante cuidarnos nosotras comer bien, descansar, fuera estrés…y luego te suelen hacer una ecografía doppler en la que ven el flujo sanguíneo del cordón, de esta forma pueden comprobar si hay algún problema en el paso de sangre y por tanto de alimento para el bebé. En nuestro caso todo daba bien, líquido correcto, flujo sanguíneo correcto, latido correcto, movimiento fetal normal…lo único que pesaba poco, por lo que intentaron hasta una inducción de la que escapé, literalmente (ya os contaré más detenidamente). En estos momentos lo que más te hacen sentir es duda y miedo, aunque en el fondo sepas que todo va bien, una parte de ti piensa en si no tendrán razón, por eso si os encontrais en esta situación os recomiendo que busqueis una segunda opinión si lo necesitáis; y recomendación para los gines…por favor, bajar la vista a la familia que tenéis delante, no somos estadísticas, no todos tenemos que tener el mismo tamaño, por favor, mirar más allá de gráficas y percentiles, porque a nosotros nos pasó por poco peso, pero…a cuantas mujeres les meten miedo porque sus bebés son grandes?dejemos las profecías y miremos más a las personas.

Y llegamos a la última prueba, el exhudado:
Es una de las últimas pruebas que se realizan en el embarazo, luego quedan los monitores (comprobación de latido, movimiento y contracciones).
¿Para qué sirve el exhudado? para detectar la presencia de una bacteria llamada Estreptococo B, que causa infecciones graves en el recién nacido. Esta prueba se realiza en la seamana 35-37 de embarazo, en caso de dar positivo el tratamiento que se sigue es la administración de antibióticos intraparto, lo que en estos últimos tiempos no está desligado de la controversia, ya que si bien es cierto que disminuye el riesgo de infección por esta bacteria aumenta el riesgo de infección por otras bacterias resistentes al antibiótico y perjudica las bacterias “buenas” de la madre. Un artículo muy completo sobre este tema con recursos y enlace interesantes es de la web “por un parto respetado”, que os recomiendo para ampliar la información y poder debatir sobre ello con el ginecólogo.

Una web en la que podeis encontrar mucha más información sobre partos y protocolos es El Parto es Nuestro aquí encontrareis información actalizada sobre todo lo relacionado con el parto.

Que no se nos olvide que el embarazo y el parto son procesos naturales, no son enfermedades, si algo os inquieta buscar, contrastar la información…no todos los hospitales tienen los mismos protocolos y no todos los ginecólogos y matronas se creen con la verdad absoluta, preguntar y buscar información!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s