infancia, sueño

Relajándonos para dormir. Nuestra experiencia

Antes de verano leí un artículo sobre mindfunless con niños, es una experiencia de relajación en el aula. Yo ya había estado escuchando los beneficios varios del mindfunless o atención plena, así que aprovechando mi cumple pedí los dos libros que había visto y me habían gustado, “Mindfulness para niños” de Paloma Sainz, que me encantó su enfoque, está pensado para que toda la familia aprenda a meditar o lo que es más importante a estar PRESENTES, un regalo para los niños y para nosotros y también me hice con el de “tranquilos y atentos como una rana” de Eline Snel, más esquemático y con otros ejercicios, basado en una experiencia de mindfulness en las aulas.

Pues bien, últimamente la hora de dormir en casa terminaba con madre estresada y peques buscando mil escusas para no dormir, al final no era agradable para ninguno, así que aprovechando los regalos de cumple y que en el libro de “tranquilos y atentos como una rana” viene un cd, empezamos a poner la relajación para dormir después de cenar, el problema aquí era la log´sitica, en la habitación no tenemos equipo de música, con lo que tenemos que poner el cd en el salón, si lo escuchábamos en el salón luego para ir a la cama se espabilaban y les costaba entrar en la relajación, si nos íbamos directamente a la cama había que poner muy alto el volumen y estar a la carrera para ir y venir para poner y parar el cd…un poco desastre. Pero Emma, pedía la relajación por la noche, así que me puse a darle vueltas y más con la vuelta al cole y su necesidad de dormir muchas horas para ser capaz de levantarse por la mañana.

Como rutina para dormir ya teníamos el cuento o los cuentos, según la noche, así que lo que he añadido es un pequeño de masaje rápido y la relajación, el masaje me lo puedo saltar que no lo pide pero la relajación…ni de broma!!jajaja. La relajación que hacemos es mezclando varias técnicas, usamos la atención en la respiración como en el cd y lo mezclo con la relajación autógena de Schultz.
He de decir que me ha sorprendido gratamente el resultado, Emma me la pide todas las noches y aunque principalmente la hago para ella tanto ella como su hermano caen en brazos de Morfeo en una media de 10-15min. y no sólo eso sino que lo que antes eran luchas para que dejara de moverse en la cama sin parar, pedir agua cada 5 min…ha desaparecido, ahora el irnos a la cama es un momento agradable y de disfrute. Como ya me lo han pedido os cuento como hago la relajación. Aclarar que no voy a dar pautas fijas y que tampoco implica que esto sea la panacea, de echo mi hijo pequeño que todavía toma teta por la noche se sigue despertando buscando su toma nocturna.

Relajación:
Empezamos introduciendo el momento, apagamos la luz y explicamos que vamos a empezar con la relajación, buscamos una postura cómoda, en la que estemos a gusto. Le pido que cierre los ojos para ayudar a su cabeza a descansar y para poder imaginar lo que voy a ir diciendo.
Las frases que uso varían cada noche, intento hacer un repaso por todo el cuerpo, que vaya centrando su atención en las sensaciones físicas, hay veces que menciono algo del día si lo veo positivo y a continuación vamos a ver que pasa en la cabeza, el ruido que producen los pensamientos, le digo que podemos verlos pasar como si viéramos una peli, sin hacerles caso y de ahí poco a poco vamos a buscar un lugar donde no haya tanto ruido…nos vamos a la tripa, un lugar cálido, seguro, tranquilo, en la tripa no hay pensamientos, en la tripa encontramos la respiración. Podemos notar como la tripa sube y baja cuando entra y sale el aire. Hasta aquí es la parte que he adaptado del cd; dependiendo del peque con el que lo hagamos habrá que adaptar el lenguaje, podemos pedirle que ponga las manos para notar el movimiento de la tripa, ponerlas manos nosotras… A partir de aquí meto el otro tipo de relajación, me sirvo de mis manos para ayudar a centrar la atención en las zonas que voy nombrando; le pongo la mano en la cabeza para ayudar a centrar su atención en ella y le digo que note como se va relajando, que note como la boca se relaja, la cara, y los párpados, que note como se cierran solos. Luego le pido que imagine una bola de luz en su tripa, es una luz bonita, que le hace sentirse bien, notamos como con cada respiración la bola nos va dando calor en la tripa, como va creciendo, es un sensación agradable, con cada respiración la bola crece y se expande, llega al pecho y allí también sentimos ese calor, del pecho pasa a los brazos (podemos nombrarlos a la vez o por separado), notamos el calor recorriendo el brazo, es un calor agradable, nos sentimos bien, notamos como el brazo pesa, el brazo pesa cada vez más y sentimos como se relaja, la luz se sigue expandiendo y llega a las manos y a los dedos, notamos el calor en la mano, notamos como la mano nos pesa, como se relaja, son sensaciones que nos hacen sentir bien. La luz se sigue extendiendo desde nuestra tripa y va a las piernas, notamos calor en las piernas, es una calor agradable, notamos como las piernas pesan, como se relajan después de todo un día de carreras y saltos, nos sentimos bien, notamos las piernas cada vez más pesadas, notamos su peso en el colchón, el calor llega a los pies, a los dedos de los pies, es una sensación agradable, notamos como los pies se relajan…todo nuestro cuerpo está lleno de luz, una luz que nos relaja y nos hace sentir bien, notamos nuestro cuerpo relajado, poco a poco notamos como llega el sueño, nos abraza,..nos sentimos seguros, a gusto, notamos como el sueño nos mece y nos dejamos llevar, sabemos que nada malo nos puede pasar y dejamos que el sueño nos recorra y poco a poco nos dormimos.

Subiré una relajación de muestra, pero no quiero acabar el post sin dar algunas pautas para la realización de la relajación, independientemente de la edad, sea niño o adulto:
– Importante que mantengamos el contacto por voz o físico para evitar sensación de angustia.
– Con niños pequeños funciona mejor si usamos un estimulo físico, una mano, una pelota, un muñeco…
– Después de inducir las sensaciones de calor y pesadez es importante remarcar que son sensaciones agradables y en la cabeza NUNCA se inducen estas sensaciones, si queremos decir algo más a parte de la relajación se habla de ligereza y frescor, o brisa…ya que las otras sensaciones pueden provocar dolor de cabeza.
– Utilizar un lenguaje apropiado, adaptar a las palabras que uséis normalmente.

Aclaro para qué sirve inducir las sensaciones de calor y peso, con estas dos sensaciones lo que conseguimos es la vasodilatación y disminución del ritmo cardiaco, por eso es importante no abusar de ellas y no usarlas con la cabeza, podemos usarlas con el resto del cuerpo seccionando todo lo que queramos, podemos agrupar más o menos, dependiendo del tiempo que tengamos o como veamos al peque.

Esta relajación es la que nos funciona a nosotras pero no es la única, ¿nos cuentas la tuya? ¿te animas a probar esta relajación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s