Sin categoría

Nuevos inicios. Cerrando y abriendo ciclo, bienvenido Ayram

Estamos de celebración, ayer al medio día nacía Ayram, su mamá ya llevaba unas semanas deseando verle la carita, ha ido todo de maravilla en un parto exprés (después de casi un mes de pródromos, jeje). El hermano mayor está encantado con el nuevo miembro que nos tiene babeando, los bebés tienen ese maravilloso poder!

Ayram

También aprovecho para darle las gracias a Diana por este tiempo transitado juntas, por que de todo se aprende y en este caso ha sido mucho lo aprendido; ahora los caminos se separan por motivos personales, hay veces que necesitamos tomar distancia y parar y qué mejor momento que este. El puerperio, más allá de la cuarentena, es un proceso que nos puede ayudar a re-descubrirnos, a re-colocarnos y más si tenemos una red de apoyo, una tribu que te sostiene y te acompaña. Esperamos que Diana resurja de este proceso y nos cuente su tránsito por él.

Así que aquí estamos, con dos nuevos comienzos, uno el de Diana y su familia ampliada, su bebé de mofletes regordetes y comestible que inicia un nuevo camino, porque cada maternidad es distinta, y el Gynkgo, con una pata menos, pero con la misma ilusión, diciendo adiós a una socia que siempre será amiga. Ahora en verano nos repensaremos y veremos como encajar nuestra nueva realidad para volver en Septiembre con las pilas a tope y las ideas claras!!!

Sin categoría

Cosmética Natural, una opción al alcance de todos

Hoy os quiero hablar de un proyecto que nos enamoró cuando lo conocimos, Aventura Cosmética, es un proyecto de una familia bonita por dentro y por fuera, que en la aventura de ser más fueron fijándose en los productos que usaban para sus pequeñas. Óscar, que es farmacéutico, se dio a la tarea de buscar productos más naturales para cuidar su tesoro más valioso.

Cuando les conocimos en un encuentro organizado por la Asociación Rompe el Círculo, ya llevaban tiempo con sus productos y estaban probando un protector solar (os lo enseñé en Instagram) con filtro físico, que ya el verano anterior habíamos usado.

Su gama de productos es bastante amplia y ahora lo va a ser más ya que están termiando de formalizarse para ser una coopertiva y colaborar con más gente y llegar mucho más lejos!!!!

Nosotras en el local tenemos, por encargo, todos sus productos, cremas, aceites, jabones, protector solar…podéis venir a probarlos y a olerlos, en alguna de las etiquetas tendrían que avisar que no se comen, por que huelen…ummm el champú para los peques es un maravilla y siempre bromeamos con comérnoslos por lo bien que huelen, jejeje y está probado en pelo rebelde y va de maravilla!!

 

18766016_1375030685920750_7009836389216822556_n

Los podéis encontrar en:

facebook Aventura Cosmética 

Instagram Aventura Cosmética

 

En Septiembre volveremos a colaborar con ellos en talleres y charlas para que podais conocerlos mejor y preguntar todas las dudas que tengáis en persona!

Sin categoría

Agresiones y conflictos entre niños II

Este post es la segunda parte de otro que escribí hace tiempo, lo podéis leer aquí. Llevo tiempo con este segundo artículo en el tintero y creo que ha llegado el momento de escribirlo.

Seguimos por el periodo 3-6, en esta franja ya son la mayoría de los peques los que están escolarizados, no podemos estar en el aula y el patio, pero podemos estar atentos a señales que nos indiquen que pasa algo, sobre todo si nuestro peque es el agredido, porque si es el agresor es más fácil que la maestra o maestro te lo comuniquen.

En este periodo todavía se sigue viendo como en muchos conflictos se siguen usando los golpes, empujones, gritos…están todavía en una etapa muy emocional en la que actúan por impulso y además están en la etapa egocéntrica (no pueden ponerse en el lugar del otro y sienten que todo lo que pasa es por ellos, lo bueno y lo malo) con lo cual es muy importante como gestionamos estos conflictos y como les tratamos. Es muy importante no juzgar y mucho más importante no sentenciar. Es muy fácil que se empiece a etiquetar a los peques y se crean ese papel, si no queremos encasillarlos hay que hacer uso de toda la auto-observación y empatía de la que seamos capaces.

Ya os he hablado en otras ocasiones de las herramientas de auto-observación y observación que aprendí en el máster de Psicomotricidad Vivenciada, pero son herramientas que hay que estar ejercitando constantemente para no caer en juicios. Otra herramienta que complementa a esta es la Comunicación No Violenta o Comunicación Empática, la conocí en el curso de Asesoras Continuum y lo he ampliado gracias a Laia de Núnnutit que tiene un grupo en Facebook en el que compartir tips y retos y donde nos enteramos de los maravillosos cursos que da!! Aquí os dejo también un artículo en el que explica como llegó a la CNV. Bueno bien, pues con estas herramientas podemos gestionar todos los conflictos que se nos pongan por delante, jajaja, ahora “sólo” hay que interiorizar y automatizar estas herramientas para poder usarlas y poder transmitirlas de la mejor manera.

En los conflictos que surgen en el ámbito escolar podemos intervenir poco, las intervenciones en estas edades suelen funcionar mejor en el momento en el que se produce el conflicto, aunque si hay buena relación la maestra podemos hacer un buen trabajo conjunto. Si nuestro hijo agrede hay que ver si es por que sí, sin mediar ningún conflicto o si pasa algo previamente que lo desencadene, ¿eso justifica una agresión? no, pero creo que si un niño/a es tratado con respeto, en casa no se usa la agresión como método disciplinario, perdón digo “un cachete” a tiempo, igual si pega en el cole hay un motivo (un necesidad no cubierta) y si lo averiguamos será más fácil intervenir y dar alternativas, en el caso de que sea nuestro peque el agredido hay que ver también qué pasa, si es el mismo niño, si es todos los días o es algo puntual y explicarle que no tiene que dejar que le peguen, si la profe nos cuenta el motivo del conflicto podemos desde casa ver que herramientas darle, no es lo mismo que sea agredido por que si o porque quite juguetes, se meta con los compañeros…daremos distintas herramientas partiendo de la escucha activa de sus necesidades. Es difícil verlo todo y muchas veces cuando miramos es porque hay un peque llorando o porque nos vienen a decir que fulanito le ha pegado, la tendencia suele ser consolar al que llora y recriminar al que ha pegado, con esto no solucionamos nada; les quitamos el poder para resolver ellos los conflictos y además sentenciamos y etiquetamos a los peques sin intentar averiguar lo ocurrido.

¿Entonces qué hacemos?

Bien, si estamos con un grupo de niños y no hemos visto lo sucedido, lo primero es preguntar, con estas edades mal que bien, tienen lenguaje y con sus palabras nos van a poder contar lo que ha pasado, nuestro trabajo aquí es el de mediar, poner palabras a lo ocurrido, nombrar los sentimientos y validarlos y después dar herramientas para que solucionen los conflictos de otra forma, darles un espacio en el que se puedan expresar sin ser juzgados y en el que sean ellos quienes propongan las soluciones.

Bueno, estas recomendaciones serían también para cualquier edad, tengan los años que tengan si ha habido un conflicto en el que se ha llegado a las manos deberíamos escuchar qué ha pasado, ayudarles a poner palabras y a eliminar los juicios y acusaciones, a expresar sentimientos y necesidades para lograr un punto de acercamiento y de entendimiento mutuo.

Según van creciendo va siendo más dificil esta mediación, me parece muy interesante la propuesta de los mediadores de patio, que sean sus propios compañeros los que les ayuden a resolver los conflictos.

Me parece muy importante escuchar a las dos partes por varios motivos:

1- El que más llora o el que más se queja, no tiene por qué ser “victima”, por ejemplo, hay un conflicto, un niño pega a otro y el otro en vez de llorar la devuelve o logra parar el golpe  o empujar al otro niño para salir de la situación y el primero es el que viene llorando o diciendo que le han pegado. En esos casos si no preguntamos y damos por sentado quien es el agresor y quien la víctima estamos enseñando que si no lloras no te hacen caso y que mientras no te vean puedes hacer daño a los demás. Pegar no es la solución y hay que dar otras herramientas, pero tenemos que conocer los hechos y ser neutrales (hablo sobre todo en ambiente educativo, si estás en el parque con tu hijo, igual no es tan fácil ser neutral, jajajaja)

2- Usar la violencia no está justificado, pero si en algún momento tienes que usar la fuerza para defenderte o poder salir de una situación en la que hay peligro…debes hacerlo, ¿qué pasa? que igual nos encontramos en el punto de arriba, tu agresor va a quejarse porque le hayas hecho daño, pero aún así es necesario enseñar a los peques a defenderse y ha dejar claro sus límites, lo mejor si están en el cole o con monitores, es que pidan ayuda, pero si van a agredirles y tienen que pegar un empujón o les tienen agarrados y tienen que soltarse…primero está su integridad física, una vez libres, que acudan a pedir ayuda.

 

Dejar claro que no hablo de agresiones reincidente, ni de casos de acoso, hablo de la gestión de conflictos que se dan entre niños, que muchas veces me encuentro con familias que no saben como intervenir, tanto en niños que son pegados como en peques que pegan y cuanto antes les demos herramientas y les enseñemos a trabajar la empatía mejor gestionarán los conflictos de mayores.

Crianza, Desarrollo psicomotor, Sin categoría

Hola calor, adiós pañal

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los pañales es algo que ponemos por nuestra comodidad, no porque sean necesarios, es más, hay una corriente en la que se trabaja mucho la observación de las señales de los bebés, para predecir cuando van a hacer pis y/o caca y así no manchar todo, también os digo que a día de hoy no me veo capaz con el ritmo de vida que llevo a realizar esa observación.

Llega el verano, el calor (y qué calor!!!!) y con él muchas familias se plantean la retirada del pañal, muchas veces motivada por el inicio del cole en Septiembre y esto me lleva siempre a la misma reflexión ¿la retirada del pañal es por los bebés o por los adultos? en el caso de los colegios, para mí la respuesta está clara, la necesidad es del adulto.

Tenemos aulas cada vez más masificadas, con menos apoyos…y en muchos centros además al preguntar por los posibles escapes te dicen que que no cambian de ropa, más de una vez he oído de centros en los que dejan a los peques sin cambiar hasta que puedes ir tú a cambiarlos o si no puedes hasta que salen de clase, me parece algo horroroso; además tenemos que tener en cuenta que entran juntos peques que se pueden llevar casi un año de diferencia, con lo que ahora en verano, los hay con 3 años ya cumplidos y otros que todavía tienen 2 y que se les está pidiendo conseguir lo mismo a la vez.  Por suerte en otros coles te hacen firmar una autorización para que les puedan cambiar, ya al margen del control de esfínteres, los peques se pueden poner malos.

Bueno a lo que vamos, el control de esfínteres es cuando los peques son capaces de anticiparse, con suficiente tiempo, cuando se hacen pis o caca para poder ir al baño sin mancharse y/o son capaces de aguantar un poco (algo que no recomiendan ni a los adultos, especialmente a las mujeres, ya que retener la orina puede ser causa de infección), este proceso no sólo requiere la voluntad del peque, sino también la maduración neurológica suficiente.

¿Qué edad es la “normal” para dejar el pañal?

Pues la edad para el control de esfínteres diurno se sitúa entre los 2 y los 4 años, así que fijaros si es absurdo que cuando entran en infantil de 3 años se les pida a todos que tengan este hito alcanzado, sin hablar ya de las escuelas infantiles en las que siguen protocolos casi de entrenamiento, para que logren alcanzar este hito en último curso de esta etapa.

Y el control nocturno se amplía hasta los 6-7 años.

Esto tampoco significa que haya un problema fuera de estos rangos, lo que debemos es observar, por si hubiera algún problema físico o emocional que estuviera causando esos problemas.

 

Etapas del proceso

1º Identificar cuando se están haciendo pis y/o caca (este último puede traer incluso más problemas, luego hablamos un poco de él), es la fase en la que te avisan cuando se lo están haciendo, si queremos facilitar que aprendan a identificar esta señal una opción ante de la retirada del pañal serían los pañales de tela (sin capa siempre-seco), ya que es más fácil que noten la humedad. En los pañales comerciales actuales, una de las ventajas que te venden es que “el culito siempre está seco”, pero en este paso puede ser contraproducente.

2º Avisar segundos antes. Esta etapa es muuuuy divertida, en cuanto te avisan ya puedes correr, porque es inminente, no son capaces de retener de forma voluntaria, pero empiezan a identificar las señales previas a la salida (vejiga llena), en este paso hay peques que identifican mejor las señales de la caca que del pis.

3º Anticipación. Aquí ya te dan un poco de margen y son capaces de aguantar un poco si el baño no está cerca.

 

¿Cómo podemos facilitar el proceso?

Cada peque es un mundo y va a marcar sus ritmos y tiempos y como en la mayoría de las cosas cada familia tiene que encontrar su forma, yo os voy a dar algunas ideas que además favorezcan su autonomía.

-Orinal: al principio se puede tener en la zona de juego como un objeto más, que se familiaricen con él, que lo puedan mover… Aún así hay peques que no les gusta y no lo quieren.

– Adaptador y banqueta: otra opción es tener una baqueta que les permita subir al baño y un adaptador para la taza que puedan colocar y quitar.

– Cuidar el lenguaje: un error en el que solemos caer para animarles a dejar el pañal suele ser el repetirles lo mayores que son, no necesitan que les digamos que son mayores, necesitan que les acompañemos en el proceso desde el respeto y la empatía, sin regañarles si no llegan o si pensamos que ya deberían haberlo conseguido.

– Sal con ropa de cambio.

 

Si es el propio peque el que pide estar sin pañal (aunque no controle todavía) permíteselo, igual te toca tener la fregona a mano, pero es importante respetar sus decisiones.

 

Preguntas frecuentes

  • ¿Si se vuelve a poner el pañal es perjudicial?

No, como he dicho más arriba cada uno tiene su proceso y es muy importante acompañar desde el respeto, tenemos que tener en cuenta que ellos no piden usar pañal, es algo que ponemos por nuestra comodidad, cuando se sientan preparados lo dejarán, confía.

  • ¿Si se lo quito, tiene que ser en todas partes?

No es necesario, lo mismo en casa le gusta estar sin pañal, pero para salir prefiere ponérselo, incluso hay peques que siguen necesitando el pañal para hacer caca una vez que ya controlan esfínteres.

  • ¿Es mejor en verano?

Depende del peque, si es invierno y quiere quitarse el pañal hay que respetarlo igualmente, en verano la ventaja es que si se hacen pis fuera o en casa no hay calefacción, van a pasar menos frío, pero tampoco hay un tiempo determinado para el proceso, pude durar meses o días.

 

De momento he vivido el proceso 2 veces y han sido completamente distintos, con la mayor estuvo meses, a veces tenía interés y pedía el orinal, otras veces te volvía a pedir el pañal, su interés empezó antes de cumplir los 2 años y estuvimos 3-4 meses que el interés iba y venía. Una vez con el control de esfínteres, sin escapes, tuvimos unos meses en los que no quería hacer pis fuera de casa, se negaba a ir al baño a no ser que fuera en casa o donde las abuelas, así que nos hicimos con un orinal portátil, que se podía usar también como adaptador de la taza del baño! (para niñas en el campo es ideal, no tienes que sostenerlas en vilo!!!jajajaja y le puedes poner una bolsita si quieren hacer caca). Una semana después de controlar de día le quitamos el pañal por la noche porque amanecía todas las mañanas seca, hacía pis nada mas despertarse. Con el mediano no estuvimos tantos meses y al contrario que con su hermana si hemos tenido algún escape, normalmente por estar muy metido en algún juego o esperar hasta el último momento para ir, pero al igual que su hermana el control nocturno ha ido de la mano, pero al contrario que su hermana (que le encantaba el orinal) él prefiere el adaptador. Con el pequeño todavía nos queda hasta que volvamos a vivir el proceso, jeje.

 

Hay que tener mucho cuidado con forzar estos procesos ya que podemos hacer que tengan problemas de retención por aprender a usar la musculatura de forma indebida o que cojan miedo.

 

La Caca

Con esto hay que tener especial cuidado, hay peques a los que les cuesta mucho deprenderse de ella, incluso llegar al estreñimiento, es algo muy delicado, hay peques que con un poco de trabajo y muuuucha paciencia y empatía puedes conseguir avances y otros que necesitan mucho más trabajo, os dejo aquí un enlace en el que habla de un proceso de años y como llevaron el proceso en el blog Minerva y su mundo.

 

¿Tienes alguna pregunta? Escríbenos!!!

Cuentanos como han sido tus experiencias!

 

 

porteo, psicomotricidad

Pikler, Porteo y Psicomotricidad

 Este es el segundo artículo de los 4 de esta serie sobre la metodología Pikler y el Porteo que vamos a escribir entre Bei de Tigriteando, Romina de Teta-à-Porter, Elena de Monitos y Risas y yo. En mi caso no he tenido el placer de debatir en persona sobre estos temas con ninguna pikleriana, pero si he leído artículos sobre porteo desde esta metodología y que además quienes lo firman son psicomotricistas, así que voy a dar mi visión sobre el movimiento libre, la psicomotricidad y el porteo.

 

Lo primero aclarar que la psicomotricidad que trabajo es vivencial o relacional, en esta metodología se parte de la motivación y el movimiento espontáneo, no se dirige el juego ni se hacen propuestas de trabajo, el psicomotricista prepara la sala y se encarga de ser la figura de referencia y que da seguridad al grupo. En este contexto el movimiento libre encaja muy bien, no se coloca a los bebés en posturas que no alcancen por sí mismos y no se les fuerza a realizar ningún ejercicio, además también la forma de ESTAR con ellos en la sala, de observar y de acompañar también tiene muchos puntos en común.

Como bien ha explicado Bei en su artículo, partimos de una pedagogía que se desarrolló en un orfanato. Esta pedagogía no sólo da importancia al movimiento libre sino también al vínculo de apego  generado por las cuidadoras con los niños a su cargo. Era muy importante que fuera un vínculo estable y seguro, pero sin sustituir al vínculo primario, ya que lo que se pretendía era favorecer su salida del orfanato y su inserción en una familia. De esta manera los bebés tenían asignado un tiempo en exclusiva para ser atendidos, en el cambio de pañal, el baño, la comida…son momentos que se cuidan mucho, parte de esto se puede extrapolar a casa (como nos comunicamos, anticipar los movimientos,..)

El vínculo de apego es el primer organizador de desarrollo, es la base para un buen desarrollo psicomotor, sin vínculo no hay exploración, de ahí la importancia que le dan en la metodología Pikler, pero ¿qué pasa cuando nos llevamos esto a casa? Ese vínculo no va a ser igual, porque el vínculo con la madre es el vínculo primario y una de las necesidades básicas de los bebés es el CONTACTO y el primer objeto de exploración es la madre. Tomando esto como referencia ya tenemos el primer desacuerdo, muchas veces escucho criticar el poner a los bebés boca-abajo, pero no nos damos cuenta que no es necesario ponerles en el suelo, en la posición vientre con vientre con la madre están boca-abajo y esta posición es completamente natural. Como dice Nils Bergman “el hábitat del bebé es el cuerpo de la madre”.

Defienden desde Pikler que el porteo es una necesidad del adulto y que priva al bebé de movimiento, pues a ver…un bebé necesita contacto y necesita saber que estás, cada familia y cada bebé va a tener unas necesidades que van a ir evolucionando, si no cubrimos esas necesidades y dejamos que completen las fases, las van a ir “arrastrando”. No podemos tomar como referencia lo que se hacía en un espacio en el que había una cuidadora para varios bebés y estaban en el contexto que estaban, que lo que tú puedes hacer en tu casa. Para mí el porteo es una herramienta para cubrir la necesidad de contacto de los bebés mientras podemos seguir con las tareas diarias (o por ejemplo ir al baño y tener dos manos libres!!). El problema sería que nuestra motivación para portear sea que nosotras necesitamos ese contacto, que cubramos una necesidad nuestra con nuestros hijos, en este caso además el vínculo creado no sería un vínculo seguro, sino patológico y se puede dar tanto porteando como sin portear, ya que es una forma de relacionarte con tu bebé y tu entorno, creando dependencia de los demás.

El contacto y el porteo es básico para favorecer ese vínculo de apego que va a ser la base del desarrollo psicomotor, vale, les puedes llevar en brazos…pero en ese caso puedes hacerte daño en la espalda y además no puedes hacer otra cosa que no sea llevarlos en brazos, lo importante es buscar un buen portabebés que se adapte al momento evolutivo del bebé y respete su postura y sus movimientos. Además el porteo favorece el correcto desarrollo de la cadera, permitiendo que la cabeza del fémur estimule la osificación y también favorece una correcta estimulación sensorial y la integración de toda esta información desde un lugar seguro. Vamos a facilitar las nociones propioceptivas y vestibulares ayudando a poner límites a su cuerpo y su espacio.

En cuanto al tiempo que van a estar porteados lo va a marcar también el bebé, no es lo mismo un recién nacido que un bebé de 5 meses que uno de 1 año…cada uno va a necesitar distintos tiempos, al margen de las necesidades específicas de cada bebé por su personalidad, como haya sido el embarazo, el parto… y tenemos que tener claro que si un bebé quiere suelo te lo va a hacer saber mediante protestas, señalando…cada uno tiene su ritmo.

No concibo una crianza sin portabebés y menos cuando tienes más de un peque, el poder cubrir su necesidad de contacto mientras atiendes las necesidades de los mayores hace que el estrés disminuya considerablemente, jeje.

 

 

Os dejo los enlaces a los otros 3 artículos de la serie:

 

Colaboradores

Proyecto Bellas Barrigas y Pintar los colores del Alma

Conozco a Vero desde hace muchos años, cuando el Gynkgo sólo era un sueño por descubrir…yo estoy enamorada de su trabajo desde hace mucho tiempo..y ella del mío y de mis dibujos..es lo que tienen las amigas, la tribu, las hermanas…que se dan apoyo y amor del bueno, y si además se puede poner color y amor a la vida qué más pedir?

 

Asi que cuando las mujeres del Gynko me propusieron esta aventura del bellypainting no me lo pensé dos veces, bueno, o sí, que yo soy muy de reflexionar las cosas…y pensé que puedo aportar con mis pinceles a una mujer que está esperando una criatura? como embellecer lo que ya es bello de por sí? y ahí surge mi otra faceta: acompaño grupos de mujeres desde hace unos cuantos años, en sus procesos vitales, en rituales de paso y por supuesto en círculo…y es un gran placer y aprendizaje para mí…y eso fue lo que me animó a co-crear Bellas Barrigas, acompañar desde el arte, el color, el mimo, el cuerpo…

 

Porque yo no hago bellypainting…acompaño a barrigas bellas durante un rato, a mujeres que llevan vida, que son vida y amor en movimiento,con un recuerdo que permanecerá siempre, compartiendo un arte efímero y lleno de emoción, la de la mamá que me cuenta su historia, que confía y se pone en mis manos y mis pinceles, la del bebé que siente y se mueve al ritmo de los trazados, la de las amigas que ilusionadas preparan la sorpresa de un rato disfrutando de un ambiente mágico para un momento especial, irrepetible, como cada embarazo y cada trocito de mi corazón que pongo en lo que hago…

 

Esto es algo más que pintar barrigas..es celebrar el amor y la vida. Te animas a celebrar con nosotras? Te esperamos para compartir ternura y cuidados.

Cómo ya sabeis en el Gynkgo, un espacio de cuidados y crianza y maternidad, un lugar para la familia, pasan muchas cosas, se llena de lindos proyectos y talleres y propuestas, y yo tengo el gustazo de colaborara con ellas…y cuando nos juntamos a comadrear, a poner en común pensamientos y emocines, sueños, pasan cosas como esta: sumamos, y sumamos mucho y bien, porque sí sola no puedes, ya sabes, con amigas sí.

 

Y la vida no es sólo luces y colores, tambien tiene sus sombras, las que cargamos en el cuerpo y el alma…y nosotras te proponemos sanar las sombras poniendole ternura y color….quizá te acomplejan tus pechos porque recibieron muchos juicios y miradas desde la patriarcalidad, o esa cicatriz que te recuerda que estás viva o un parto por cesarea que tal vez no era lo deseado, o cargas en tu espalda todas las responsabilidades, o sientes que esa parte de tu cuerpo necesita tu amor y reconciliacion porque no la has tratado bien, pies, manos, caderas, quien sabe, cada cuerpo es un mundo y cuenta una historia, tambien desde los miedos y las sombras, que siempre pueden transformarse en luz, llenarse de color, de nuevas miradas y oportunidades.

 

Cuando dejamos que la luz salga de nosotras, cuando amamos profundamente nuestra sombra y le damos permiso para mostrarse y aprendemos lo que tiene que enseñarnos, la vida se llena de color, de emoción, y nos facilita el camino para ir a favor de nosotras mismas. Si ya hiciste ese trabajo de iluminar tu sombra, enhorabuena, quizá es el momento de celebrar y dejarse brillar, cuidar, honrar tu proceso..y nosotras te animamos a hacerlo en un espacio de ternura y cuidado.

 

La belleza está en los pequeños detalles, en cada trazo y color de tu propio lienzo, de tu alma, te animas a descubrir la belleza que contienes? Te esperamos para compartir un ratito de luz y color.

 

 

Yoyi

Sin categoría

Plan de parto 2ª parte. Preparar a la familia, pareja y las cosas que vamos a necesitar.

Recordar que todo esto lo planteo en caso de que el parto vaya a ser en un hospital, aunque hay partes que podemos aplicar también en casa, pero allí todo es mucho más sencillo y necesita menos preparación.

Vamos a ir por partes. Preparar a la pareja para mí es una de las cosas más importantes. Tras mi primer parto me di cuenta de esto, ya que en ese momento no estamos para hablar sobre ciertos temas aunque sean una “tontería”, si estás en tu “planeta parto” no vas a atender a nadie que te hable en esos momentos. Así que cosas como si quieres o no que el papá haga fotos o grabe un video, o si te importa que lo haga es algo que podéis hablar antes de que llegue el momento y como esto todo lo que se te ocurra. O si quieres que esté atento a ciertas prácticas medicas que no quieres que hagan durante el parto. Decirle que lleve monedas sueltas por si se alarga la cosa que pueda salir a las maquinas a coger algo de comer o beber sin tener que irse hasta la cafetería. Enseñarles masajes para la zona lumbar, que si no pensamos ponernos la epidural nos pueden ayudar mucho a sobrellevar el dolor. Al final son pequeños detalles que es mejor llevar atados y que a ellos les puede ayudar a sentirse mejor teniendo ciertas responsabilidades en estos momentos.

También podéis dejar preparados tuper de comida congelados y así en esos primeros días de vuelta a casa y haceros a la nueva situación familiar, será mucho más fácil cuantas menos cosas tengamos por hacer.

La familia… este es un tema complicado de tratar, sobre todo los futuros abuelos, tíos etc. Ya sabemos que todos están, deseando conocer al bebé, pero debemos centrarnos en lo que en esos primeros momentos necesita la madre y el bebé y lo que necesitan los demás es totalmente secundario.  En este momento lo que necesitan es conocerse en paz y calma, el bebé acaba de llegar al mundo y está fuera de la seguridad del útero de su madre que le ha mecido durante nueve meses, tienen que establecer su vínculo, su lactancia y conocerse poco a poco. Ese bebé recién llegado no necesita que nadie lo coja en brazos, que se lo pasen unos a otros, tan sólo necesita a su madre para estar tranquilo y seguro. Así que si eres una futura mamá la que me lees, intenta dejar estas cosas habladas antes para que nadie se sienta ofendido y sepan respetar tu espacio. Y si eres un familiar de una futura mamá piensa en ello y colabora para que la adaptación a esta nueva etapa de su vida sea mas llevadera.

Una vez en casa organizar turnos de visita es una buena idea, y siempre que sean visitas cortas y de paso si nos traen un tuper de comida para todos, o nos ayudan con algo en casa pues mejor que mejor, para que el núcleo de la familia pueda centrarse en lo importante, que es recuperarse. Por muy bueno que haya sido el parto, la nueva mamá necesita reposo y descanso para que todo vuelva a su sitio, los cambios tan bruscos que sufre el cuerpo en tan poco tiempo hacen necesario este proceso y por muy bien que la mamá se encuentre es bueno que lo tome todo con calma. Es buena idea que cada uno se ocupe de hablar este tema con su familia, el papi con sus padres y familia y la madre con los suyos, para que no surjan problemas o dudas al respecto.

Nada de visitas que vengan a tomar algo o a comer, en estos momentos no estamos para preparar banquetes a nadie.

Ahora la parte más fácil del post, que debemos preparar en casa que sea absolutamente imprescindible para con logola llegada de un bebé. Además de la bolsa del hospital que si es un hospital publico realmente no necesitas llevar gran cosa, aparte de la ropita del bebé que nos hace más ilusión que lleve algo nuestro que la ropa del hospital. Y otra cosa que me parece importante es una muda para la mamá de ropa completa ya que puede que la ropa con la que llegamos el día del parto se haya manchado si hemos roto aguas por ejemplo. También es muy importante que llevemos la sillita del coche en la que tenemos que llevar al nuevo bebé cuando nos den el alta. Y realmente poco más, en mi caso llevaré braguitas que aquí tienes opciones múltiples, desde las desechables hasta las que uses normalmente en el embarazo, yo me decanto por las de algodón blancas de primark, que son baratas y si luego hay que tirarlas no da pena. Y también llevo compresas de tela para el postparto porque las compresas de maternidad que venden me parecen un espanto súper incómodo. el neceser con vuestras cosas de aseo y no se me ocurre mucho más que sea indispensable. Eso sí, si queréis llevar vuestros propios camisones pensar en la lactancia y que lleven botones p buen escote para poder dar pecho sin problema. Os recomiendo ir haciendo una lista con las cosas que se os ocurran que queréis llevar y así a la hora de preparar todo, os aseguráis que no se olvida nada.

Aparte de todo esto, tener pañales y toallitas en casa (no hace falta hacerse con un cargamento impresionante), ya sean pañales de tela o desechables, toallitas caseras o compradas… mínimo para salir del paso a la llegada a casa hay que tener.

Aquí admitimos sugerencias, si para vosotras hay algo que creáis indispensable y se me ha olvidado añadir, escribirnos y lo vamos añadiendo a la publicación para que sea lo más completa posible.

(En otro post os hablaré de todas las cosas que nos venden como indispensables antes la llegada de un bebé y que no lo son tanto jeje,)

Sin categoría

El plan de parto 1ª parte. Cómo tratar el tema si hay hermanos mayores por medio.

En esta entrada no solo quiero hablaros del plan de parto como tal, el que debemos entregar en el hospital para que todo sea como deseamos. Además quiero hablaros de las cosas que hay que preparar en uno mismo, en casa, con las parejas, familia etc. Viendo ahora lo extenso del tema, alomejor  tengo que hacer un par de entregas sobre ello jeje.

Voy a comenzar por hablar de la preparación frente al parto si tenemos niños previamente. Es algo que creo que nos preocupa a todas las madres y que es importante dejar claro porque después nos puede causar inseguridad que las cosas no davestén bajo control en ese momento. Tener un poco de idea de qué hacer si sucede el parto de noche, o de día, entre semana o fin de semana… en fin en general tener planes para todas las circunstancias posibles. En mi caso es fácil porque por ejemplo los abuelos no trabajan y no dependo del día para eso o de la hora pero son cosas a tener en cuenta. Mucho más fácil es si el parto lo vamos a tener en casa pero si vamos a ir al hospital por norma general el hermano o hermanos mayores no pueden entrar así que hay que buscar donde van a estar más cómodos frente a esta espera, sobre todo si son relativamente pequeños ya que les puede causar inseguridad si no están acostumbrados a quedarse con nadie o el hecho de no saber muy bien qué es lo que está pasando.

Debemos explicarles que va a pasar en esos momentos, también que si ven a mamá dolorida o que grita no es que pase nada malo, pueden ver algún video donde vean algo similar a lo que pueden encontrarse para que no sea una novedad absoluta, saber con quién van a estar en esos momentos y para mi es bastante importante no sacarles mucho de su rutina. Es decir, si ellos no suelen quedarse a dormir nunca fuera de casa, será mejor que quien vaya a hacerse cargo de la situación vaya a casa a dormir en lugar de desplazar al niño en cuestión. Si tenemos que dejar sillas de coche, hacerlo antes porque las prisas de última hora pueden ser muy malas,  si van al cole que lo sigan haciendo con normalidad etc.

Otra cosa que es importante hablar previamente sobre todo con la familia y con quien vaya a hacerse cargo de los hermanos es “el primer encuentro”, ese momento tan esperado en el que el hermano mayor va a ver por primera vez al nuevo miembro de la familia. Todos queremos evitar que nuestros niños tengan celos, pero no siempre afrontamos el tema de la manera más correcta.  Lo más probable es que lleven varias horas sin vernos, en ocasiones bastantes y puede que estén algo descolocados, que tengan muchas ganas de ver a mamá y todo lo demás les dé un poco igual, solo saben que nos echan de menos.   Lo suyo es que cuando vayan a vernos si los llevan los abuelos, baje papá a buscarlos y explique un poco la situación, quizá mama tenga mala cara porque está muy cansada, o está tumbada en la cama, quizá lleves una vía en el brazo y no está de más que sepan que llevas algo ahí pero que no te duele y que tienes muchas ganas de verlo. Una vez explicada la situación favorecer un espacio tranquilo, en el que solo esté el núcleo familiar, papá, mamá y los hermanos. No queremos que nadie les presione si tienen una reacción diferente a la que quisiéramos, puede que lloren, puede que no hagan ni caso al bebé, puede que no les guste, o quizá sea todo idílico y se enamoren de su nuevo hermanito a primera vista, pero son niños y en ellos todo es imprevisible así que lo mejor es dejar su espacio, dejarles mostrar sus sentimientos sin que nadie alrededor les juzgue.

Ya sabemos que toda la familia estará deseando entrar a conocer al nuevo bebé pero todo tiene su tiempo y su lugar.

Una buena recomendación es limitar las visitas, esto ya indiferentemente de si hay hermanos mayores o si es nuestro primer retoño, una madre recién parida necesita paz, tranquilidad y adaptación y el tema visitas es bastante molesto pero de esto ya hablaremos en otro post.

Crianza, infancia, niños, Sin categoría

¡No me gusta bajar al parque!

He de decir que a mi personalmente si que me gusta, pero porque he descubierto la diversión de hacerlo. Que si, hay días que no me apetece, me quedaría en casa tan a gusto espanzurrada en mi sofá pero seamos realistas. ¿Alguna sois capaces de soportar una tarde entera metidas en casa con niños de edades mas o menos pequeños?, porque yo no sé vuestros hijos, pero el mío en casa se pone irascible e insoportable y no se le ocurre ni una sola idea buena; en cambio en la calle se transforma y aunque sigue sin tener ideas buenas al menos no implican destruir la casa o hacer que parezca que ha pasado un huracán por ella, con lo que después no tengo que limpiar y recoger lo que el ha destruido.

En la calle todo se lleva mejor, pueden correr, saltar, subir, bajar… En definitiva sacar toda esa energía que llevan dentro y además nosotras si nos lo proponemos podemos pasarlo bien también.

dav

Observa sus juegos e intenta no intervenir cuando se suban a columpios, toboganes, rocas o lo que pillen. Me he dado cuenta de que cuanto menos intervengo sobre todo cuando intenta subir a sitios altos o trepar por lugares insospechados. Siempre llega mucho más lejos y de forma más segura si yo no le digo nada o como mucho si el me reclama le animo a intentarlo desde cierta distancia para no transmitirle el miedo que a MI me produce lo que está haciendo. La idea es que ese miedo es nuestro, no suyo y si queremos que no cojan miedo a hacer muchas cosas es mejor no demostrar que nosotras si tenemos miedo a lo que ellos hacen.

dav

Si a tu hijo le gusta tanto como al mío jugar con la arena y el barro, prueba a sentarte en el suelo con él. De verdad que es realmente divertido participar en su juego, “guarrear” con barro y tierra y hacer castillos, carreteras o pasteles.   Baja una botella grande de agua, hacer un agujero en el suelo en una montaña de arena y formar un volcan, esto se puede transformar en una piscina, una pecera de “peces palo” o formar un montón de barro y con el hacer castillos, helados, tartas…

dav

 

Mánchate las manos y disfruta de su imaginación, déjate llevar y descubre que en realidad es muy divertido participar en su juego. Mucho más divertido que quedarte sentada en un banco esperando que pase el tiempo para volver a casa. De esta manera el tiempo vuela.

Personal

Emprender, una carrera de fondo ¿y si no ves el fondo?

Hace ya poco más de un año que abrimos por fin el espacio físico con el que tanto había soñado, tanta dedicación, planes, expectativas…

Lo primero, antes de nada dar las gracias a todas las familias que han pasado por nuestro espacio, las que han vuelto y las que no, las que nos acompañan incondicionalmente y las que vienen en momentos puntuales y también a nuestras amigas y familia, que está siempre al pie del cañón.

No se cuantas veces he empezado a escribir este post, escrito y borrado y vuelto a escribir, cambiando el título y cambiando el tema, aunque en el fondo todo es lo mismo.

Ser madre es muy bonito y a la vez de las cosas más duras que hay, sobretodo cuando decides que quieres romper con las reglas establecidas y que quieres una crianza distinta, basada en el respeto mutuo y en caminar juntos y no por encima. Esto implica una inteligencia emocional de la que muchos carecemos y es tan duro de admitir. Me considero afortunada, a pesar de los contras que pudiera tener en mi infancia, yo la recuerdo con cariño, con alegría, mis recuerdos del colegio igual, nunca he tenido mayores problemas, pero llega el día, tienes a tus hijos y…te ves repitiendo patrones y conductas que no quieres, te ves herida y dolida o no lo ves y sigues repitiendo todo eso que te hizo daño “porque las cosas siempre se han hecho así” y es “menos” duro que pararte y mirarte en el espejo que son tus hijos, porque todo aquello que luchas por no ver es lo que te ponen delante. Luego el segundo batacazo viene en la “esfera maternal”, buscas con ansia un espacio, comadres con las que compartir y ves cuantas heridas portamos todas, no sólo por nuestras familias, por la sociedad entera que tampoco nos deja maternar como queramos, ves como a pesar de repetir todas como loros el respeto que nos merecemos, cómo hay que tratar bien a los niños, enseñarles empatía, resolución de conflictos…somos las primeras en no predicar con el ejemplo, porque hay veces que estamos tan heridas, que es más fácil ver en las demás el enemigo a combatir que volver a mirarnos en el espejo y ver qué es eso que me está removiendo, aunque luego se sigan caminos distintos, pero sin dañar a nadie y ves…que todas nos sabemos muy bien la teoría pero que muy pocas lo aplican o lo aplicamos.

Y llega el momento…hay que trabajar y ese bebé te reclama y los pechos llenos de leche te gritan y cada célula de tu cuerpo llora y sabes que va a ser muy duro, que no quieres hacerlo, pero hay que ser productiva.

En este punto tuve la suerte de que una primera mujer me diera el empujón para dar el salto que yo no me atrevía a dar, siempre se lo agradeceré, aunque luego los caminos hayan sido distintos; ese fue el primer golpe, con la ilusión todavía viva y las energías por conseguir ese sueño decidí seguir sola el camino, seguir luchando por lo que llevaba tiempo soñando y hacerlo realidad. En ese camino encontré dos mujeres más que creyeron en mi sueño y me enseñaron otras posibilidades y me abrieron otras ventanas, de esas mujeres, sólo me acompaña una, otro golpe de realidad, emprender nunca fue fácil. Al final conseguimos otra mujer más que se unió a nuestra causa, una mujer que siempre ha creído en mi y que siempre está a mi lado pase lo que pase.

Después de buscar hasta debajo de las piedras el dinero necesario para poner en marcha el proyecto y ver lo difícil que lo tenemos si no tienes dinero, lo logramos y empezamos las obras.

Lección 1: si vas a emprender busca y rebusca para no tener que hacer obra, de verdad, se va tantísima energía, sobre todo, cuando parte de la mano de obra eres tú, si tienes dinero de sobra, sin problema, si no…te desgasta, ya no sólo por el esfuerzo físico, también el mental, luego cuando la gente no acude en masa a tu negocio…es como si todo el esfuerzo no hubiera servido.

Y pasan los meses y ves como las energías que tenías se quedaron por el camino, un camino duro y lleno de baches, lleno de golpes, que aunque pienses que no, al final te pasan factura y cuando paras, cuando bajas un poco el ritmo todo ese cansancio, todo ese dolor que había estado en pausa te inunda y lo malo no es que lo haga, lo malo es que te llene tanto que ni lo veas, lo malo es que te vayas apagando poco a poco, que la ilusión, las ganas, las ideas se te escapen de los dedos y no te des ni cuenta y cada día que no llegas a la gente, que no cumples objetivos es una piedra más, un tono más gris y te escondes detrás de una máscara porque ni tú quieres ver, hay que seguir luchando, hay que tirar, porque has conseguido llegar a pesar de todo, pero cada día llaman a tu puerta tus miedos, tu inseguridades, todas esas cosas que creías superadas, que ya “te habías trabajado” te asaltan y cada día vas un poco más despacio y es tan lento, que sigue sin verlo y un día paras, respiras y te das cuenta, de que no respiras, te das cuenta de que tu mente no para, ves las caras de preocupación a tu alrededor y te planteas, que hay algo que no va bien y buscas la salida, pero como ya estás abajo…sólo con un poco de impulso…puedes empezar a subir y es en ese momento en el que lo ves, te das cuenta de la oscuridad que te rodeaba, te das cuenta que no podías estar bien con tus hijos, ni con tu pareja, ni con tu negocio, porque no estabas bien y decides que te vas a cuidar, que vas a buscar el equilibrio para recuperar las fuerzas perdidas y aceptas la ayuda, es tan importante dejarse ayudar…

Lección 2: aceptar la ayuda de los demás delegar y el auto-cuidado son imprescindibles, no sólo cuando emprendes, en la crianza y en la vida en general, no somos todo poderosas y no deberíamos aspirar a serlo, como dice mi buena amiga Romina…no perseguimos la independencia sino la AUTONOMÍA

 

Escribo estas líneas mientras los niños juegan en el parque con su padre y yo escucho música y me dejo llevar.

No se lo que nos deparará el futuro, no se si seguiremos con el espacio físico que tenemos ahora o el proyecto cambiará, lo que sí se, es que no me quiero volver a perder y que si siento que me pierdo y dejo de ver la luz todos los días se que puedo recurrir a todas esas personas que me quieren, se que puedo pedir aquello que necesite. Ahora sólo queda seguir creciendo como persona, como mujer, como madre, porque el aprendizaje es eterno y esa es la gracia, el día que dejemos de aprender, el día que dejemos de sentir ese vértigo del desequilibrio…ya no tendremos nada que hacer.

P.D. En mi caso, lo que más me ha llamado la atención es que llevaba un año sin cantar ni bailar en casa, es un recurso que usaba mucho para relajarme y hacer el tonto con mi hija y también como distracción de la tv, había dejado de hacerlo y ni me había dado cuenta…ahora, la pongo toooodos los días, para cada momento una melodía.

 

Gracias a todas, de corazón, vosotras sabéis quienes sois, que nuestro brillo nos haga crecer, que la oxitocina nos envuelva y la sororidad se extienda.

bde26-petalos